cabecera
    13 de agosto de 2020

El tráfico del Puerto de Bilbao cae un 6,8% en el primer semestre

Desde el Puerto de Bilbao prevén un descenso de la facturación del 11% para 2020

Puerto de Bilbao.
Ampliar
Puerto de Bilbao.

El tráfico del Puerto de Bilbao en el primer semestre de 2020 ha caído un 6,8%, con un total de 16,4 toneladas, 1,2 millones menos que en el mismo periodo del año pasado. La cifra de negocio ha sido de 32,3 millones de euros, frente a los 34,8 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior, lo que representa una reducción de facturación del 7,2%, con una previsión para el cierre del año del 11%. El volumen de pasajeros ha caído un 63%, lo que supone 29.596 pasajeros menos que el año pasado, como consecuencia del cierre de fronteras por el Covid-19.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Ricardo Barkala, ha dado a conocer estas cifras durante el balance de actividad de la infraestructura entre enero y junio, periodo marcado por la pandemia y la caída de la actividad. En ese sentido, ha calificado este semestre de “un periodo muy duro en cuanto a esfuerzos y resultados, con unos malos datos, pero menos malos de lo esperado”, tras decretarse el Estado de Alarma.

Barkala ha recordado que la caída de actividad del puerto bilbaíno es inferior y está por debajo de la media del conjunto de los Puertos del Estado que, a la espera de los datos de cierre de junio, en mayo descendió el 10%, mientras que solo en los puertos de la cornisa cantábrica el descenso fue del 14%, es decir, el doble que la del Puerto de Bilbao.

La cifra de negocio descendió un 7,2% el primer semestre y los pasajeros un 63%, 29.596 menos respecto a los registrados en 2019

A las medidas estructurales de apoyo económico en vigor del Plan Estratégico, la Autoridad Portuaria de Bilbao (APB) ha sumado otras de apoyo de carácter coyuntural ante la pandemia originada por el Covid-19, que han supuesto un desembolso de esta entidad de 9,65 millones y un retraso en cobros de 54,8 millones.

Barkala ha remarcado que, pese al descenso de los tráficos y de la cifra de negocio, la Autoridad Portuaria ha retomado el plan de inversiones previsto para este ejercicio, al objeto de “favorecer la activación de la economía y del empleo”, por lo que hasta el cierre del año la inversión prevista en proyectos rondará los 67 millones de euros.

Los principales retrocesos se producen en los graneles sólidos y en la mercancía general, con descensos importantes en tráficos de gran valor como los productos siderúrgicos; mientras que destacan los incrementos de los contenedores refrigerados por el crecimiento de los productos perecederos y de las piezas especiales, principalmente componentes eólicos.

Los graneles líquidos descienden en 205.000 toneladas (-2%) al encontrarse parada una de las líneas de refino de Petronor por la falta de demanda. Esta parada provoca una fuerte caída del crudo y el fuel pesado. En el lado positivo, el tráfico de gas, que no solo consolida el movimiento récord del pasado año, sino que aumenta un 21% y alcanza ya la cifra de 2,2 millones de toneladas.

Los graneles sólidos son los que más retroceden (-16%) provocado, principalmente, por la caída en la exportación de cemento y clínker, minerales no metálicos, chatarras y habas de soja. Por su parte, aumenta de forma significativa la exportación de coque de petróleo (+17%).

La mercancía general, la que más valor añadido tiene para la comunidad portuaria, baja en su conjunto un 11%, siendo la mercancía en contenedor la principal causante de este descenso con 434.000 toneladas y 39.700 TEUs menos. Destacan, en contenedor, las caídas de los materiales de construcción o la partida automóviles y sus piezas; mientras que crecen los aceites y grasas, los productos alimenticios o los pescados congelados.

El incremento de los productos perecederos se deja notar en los contenedores refrigerados, que aumentan un 242%. La mercancía general convencional, por su parte, baja un 9%. Los productos siderúrgicos, los que más peso tienen en este apartado, ya que representan el 63% de la mercancía general convencional, descienden en 107.000 toneladas. El Puerto ha recibido 2.295 transportes especiales, un 11% más que en el mismo periodo del año pasado. Mención especial merecen los productos eólicos, que siguen manteniendo la tendencia alcista, y crecen un 24% respecto al primer semestre del año pasado, alcanzando las 96.711 toneladas.

En términos absolutos, y sin tener en cuenta el tipo de envase, los tráficos que peor comportamiento presentan son el crudo de petróleo, el fueloil, el cemento y clinker, los otros productos petrolíferos, los minerales no metálicos y los productos siderúrgicos. En el lado positivo, los que más crecen son el gas natural, la gasolina, los aceites y grasas, el gasoil, el coque de petróleo y los productos alimenticios, además de los mencionados productos eólicos y contenedores reefer con productos perecederos. Los principales mercados, en tráfico total, son Rusia, Reino Unido, Estados Unidos, México, España, Países Bajos y Brasil.

Cofra de negocio

El importe de la cifra de negocio ha ascendido a 32,3 millones de euros, frente a los 34,8 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior, lo que representa una reducción de facturación del 7,2%. Este descenso es debido a la reducción del tráfico portuario del 6,8% y a la aplicación desde mayo de 2019 de una nueva valoración de terrenos y lámina de agua.

Las medidas estructurales de apoyo económico en vigor del Plan Estratégico 2018-2022 de la Autoridad Portuaria suponen para los usuarios del Puerto de Bilbao un ahorro de 4,4 millones de euros en tasas portuarias al año, de los cuales 2,5 millones de euros corresponden al descenso del 10% en la T-3 Tasa a la mercancía (en vigor desde julio 2018) y 1,9 millones de euros a la nueva valoración de terrenos y lámina de agua (en vigor desde mayo 2019).

Plan de inversiones

El Estado de Alarma obligó a parar las obras en ejecución y a retrasar los concursos públicos ya licitados o en cartera. Una vez superado el mismo, la Autoridad Portuaria ha retomado las obras y el plan de inversiones previsto al objeto de favorecer la activación de la economía y del empleo e impulsará nuevos proyectos por un valor que rondará los 67 millones de euros.

Las principales obras que se llevaran a cabo son la Urbanización de la primera fase del Espigón central, adjudicada en 8,5 millones; la ampliación del muelle AZ1, que generará 50.000 metros cuadrados de superficie y las obras se licitarán durante el próximo otoño, por un importe de 29 millones aproximadamente. También está previsto el nuevo acceso rodado a la ZAD 2, por un importe algo inferior a los cinco millones de euros, que se licitará y adjudicará a lo largo del verano para aliviar la congestión de tráfico existente en el control del Kalero, permitiendo un acceso directo y separado desde el vial interno del Puerto a la ZAD 2; y el acondicionamiento estructural de pavimento en el muelle A2, por un importe de entre 15 y 20 millones de euros, que se licitará en otoño de este año 2020.

Finalmente, está ya en licitación, por un presupuesto de 1,2 millones, el Muelle de Emergencias, junto al dique-muelle de Punta Sollana, para el atraque de buques que tengan algún tipo de restricción para su atraque en muelle comercial, como averías mecánicas o similares, que impidan la navegación en condiciones de seguridad.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

NEXOTRANS | Diario online de Información del Sector del Transporte

Grupo

NEXOTRANS.com es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto