15 de abril de 2021, 18:11:42
NEXOTRANS


El sector viario estudia en Santander la capacidad de los bosques para absorber las emisiones del tráfico

El II Congreso Nacional de Medio Ambiente en Carreteras, inaugurado ayer, ha sido organizado por la AEC


Según algunos estudios, el ciclo de vida de cinco árboles compensa las emisiones anuales de un vehículo que recorra 10.000 kilómetros. Por esta razón, dentro del sector viario cobran cada vez más protagonismo en los protocolos de actuación medioambiental medidas como la plantación de bosques de especies con gran potencial de absorción de CO2.


Estas y otras líneas de trabajo encaminadas a minimizar el impacto de las infraestructuras viarias en el entorno son algunos de los temas que se están debatiendo desde ayer y hasta el viernes en Santander, en el marco del II Congreso Nacional de Medio Ambiente en Carreteras.

Con el lema de "Carreteras sostenibles", la cita se está celebrando en el Palacio de Congresos y Exposiciones. Organizada por la Asociación Española de la Carretera (AEC) bajo el patrocinio del Gobierno de Cantabria, cuenta con la asistencia de más de 200 expertos que se encuentran analizando a fondo la interacción entre carreteras y entorno natural.

José María Mazón, consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo del Gobierno de Cantabria, ha sido el encargado de inaugurar el encuentro. Junto a él estuvieron en la mesa presidencial Íñigo de la Serna, alcalde de Santander; Francisco Martín, consejero de Medio Ambiente de Cantabria; Ignacio Pardo de Santallana y de la Hidalga, ponente general del Congreso; y Miguel Muñoz, presidente de la AEC.

A lo largo de las  sesiones -‘Planificación y diseño de carreteras’, ‘Construcción’ y ‘Explotación’- se están analizando asuntos como las vías de mejora en los estudios de evaluación ambiental, las medidas correctoras y compensatorias en la construcción de carreteras, las vías paisajísticas, la reutilización de materiales y el papel del transporte por carretera en la lucha contra el cambio climático.

Otras medidas

La idea de aprovechar los bosques como sumideros de CO2 no es nueva. La Asociación Española de la Carretera (AEC) desarrolló en 1995 un proyecto denominado Gasárbol. Dicho proyecto sugería la plantación y conservación de masas forestales capaces de absorber las emisiones del transporte viario mediante los fondos obtenidos a través de una aportación voluntaria de los fabricantes y usuarios de vehículos automóviles.

Junto a esta línea de trabajo existen muchas otras encaminadas a minimizar el impacto de las infraestructuras viarias en el entorno. Algunas de ellas proponen pasos específicos para la fauna que eviten el atropello de animales, la reutilización de materiales y residuos como los neumáticos usados en la construcción de carreteras, la creación de nuevas pautas de diseño y gestión de carreteras en zonas especialmente sensibles y la adaptación a las nuevas necesidades de toda la legislación relacionada con la evaluación de impacto ambiental de las carreteras.

 

Nexotrans.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.nexotrans.com