18 de abril de 2021, 17:36:32
NEXOTRANS


Europa necesita cambios fundamentales en los sistemas de producción y consumo para mejorar el Medio Ambiente

A través de un mejor conocimiento e inversiones inteligentes  en materia de transporte, energía, vivienda,...


Las políticas de medio ambiente y clima en Europa están produciendo grandes beneficios sustanciales en la mejora del medio ambiente y la calidad de vida pero a pesar de estos logros, Europa se enfrenta todavía a desafíos ambientales. Estos podrán solucionarse a través de inversiones inteligentes en materias como el transporte.


En busca de superar esos desafios medioambientales, persistentes y creciente, requerirá cambios fundamentales en los sistemas de producción y consumo, ya que son la causa principal de los problemas ambientales.

Estos son algunos de los mensajes clave sacados de la evaluación quinquenal de la Agencia Europea del Medio Ambiente 'El medio ambiente europeo - Estado y perspectivas 2015' (SOER 2015), publicado en el pasado mes de Marzo. Se trata de una evaluación integrada en el análisis del Medio Ambiente en Europa. Aunque también incluye evaluaciones y datos en los planos mundial, regional y nacional, así como las comparaciones entre países.

Políticas de la UE han aportado beneficios sustanciales

Hoy en día, la población europea disfruta de aire y agua más limpios, se envían menos residuos a los vertederos y se produce un mayor reciclado. Sin embargo, Europa sigue estando muy lejos de alcanzar el objetivo de "vivir bien dentro de los límites del planeta" en el año 2050, según lo establecido en el séptimo Programa de Medio Ambiente. Aunque utilizamos los recursos naturales de manera más eficiente que en el pasado, todavía estamos degradando la base de recursos con la que contamos en Europa y en todo el mundo. Problemas tales como la pérdida de biodiversidad y el cambio climático siguen siendo algunas de las principales amenazas.

SOER 2015 pone de relieve la necesidad de políticas más ambiciosas para lograr la visión de Europa 2050. También hace hincapié en la necesidad de nuevos enfoques que respondan a la naturaleza sistémica de muchos problemas ambientales. Por ejemplo, las presiones externas, incluidas las megatendencias globales, pueden contrarrestar las políticas específicas y los esfuerzos locales de gestión ambiental. Además, muchos de los problemas ambientales están estrechamente vinculados a los sistemas de producción y consumo que soportan numerosos puestos de trabajo y medios de vida y es que los cambios en estos sistemas producen beneficios pero también numerosos costes.

Los complejos retos a los que se enfrenta Europa requiere políticas más ambiciosas, junto con un mejor conocimiento e inversiones más inteligentes, fundamentalmente destinadas a la transformación de los sistemas clave como la alimentación, la energía, la vivienda, el transporte, las finanzas, la salud y la educación. Se requerirá estrategias y enfoques destinados a mitigar las presiones y evitar posibles daños, la restauración de los ecosistemas, la corrección de las desigualdades socioeconómicas y la adaptación a las tendencias globales como el cambio climático y el agotamiento de recursos.

Nexotrans.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.nexotrans.com