23 de abril de 2021, 20:18:44
NEXOBUS

SALUD LABORAL


Fenebus y Asintra, en colaboración con Ibermutuamur, han analizado la salud laboral de este colectivo

Han concluido que la salud psicofísica de los conductores profesionales debe abordarse conjuntamente


Representantes de los ministerios de Interior, Empleo y Fomento analizaron ayer en una jornada organizada por Fenebus y Asintra, en colaboración con Ibermutuamur, la seguridad y salud de los conductores profesionales del transporte de viajeros. Todos han estado de acuerdo en que es un aspecto que debe abordarse conjuntamente.


En este sentido, Juan Antonio Esteban, director de Recursos Humanos de Alsa, ha afirmado que es difícil dilucidar de quién es la responsabilidad de la salud psicofísica de los conductores, aunque, en su opinión, “la empresa es la que está sometida a más presión”. En el caso de su compañía, ha dicho, el 80% de las acciones formativas están dirigidas a los conductores, “pero el liderazgo de los mandos es fundamental”.

En esta aproximación integral a preservar y mejorar la salud laboral, el CAP realiza una función esencial, pero no sucede lo mismo con los reconocimientos médicos, ya que cada trabajador puede decidir si se somete a ellos o no. A este respecto, afirmó que las Administraciones manifiestan “sensibilidad” hacia el tema, pero en la práctica no existe legislación firme que obligue a los conductores a realizar los reconocimientos porque prevalece el derecho de los individuos a preservar su intimidad.

Por su parte, Ignacio García de Leániz, director corporativo de Recursos Humanos del Grupo Avanza, ha manifestado que la salud laboral de este colectivo debería “atacarse” desde varios puntos de vista que incluyen desde la obligatoriedad de los reconocimientos médicos, hasta la declaración de competencias entre mutuas y Seguridad Social. Como en el caso anterior, mostró su preocupación por el hecho de que los empresarios no dispongan de una herramienta objetiva con la que detectar el consumo ocasional o continuado de alcohol o drogas entre los conductores.

Aprovechó para recordar que, a pesar de todo, existe tecnología para controlar el consumo de sustancias prohibidas con la conducción, porque “aunque la siniestralidad en el sector es muy baja, causa una enorme alarma social”. También abordó otros temas relacionados con la salud como las consecuencias derivadas de la falta de sueño o las inspecciones.

Sindicatos en desacuerdo

Óscar Bayona de CC OO y Emilio González de UGT y responsables de Salud Laboral en sus sindicatos mostraron su oposición a los reconocimientos médicos obligatorios para los conductores, precisamente porque legalmente prevalece la decisión del trabajador. Para ambos, la prevención en el consumo de sustancias incompatibles con la conducción y la mejora de las condiciones de trabajo son “más eficaces” para prevenir la siniestralidad. Y en este sentido, Bayona se refirió a la campaña que realizan desde hace varios años bajo el lema “La fatiga mata”.

Para finalizar, lanzó la propuesta de negociar los reconocimientos médicos dentro de los convenios colectivos, una petición que ya había sido realizada por los representantes de los empresarios, pero ha exigido que “no se convierta en un factor de estigmatización de los trabajadores”, sino en una herramienta para reducir la siniestralidad.
González ha añadido que el planteamiento del control de drogas y alcohol deja fuera otros elementos potencialmente peligrosos como el uso de fármacos y ha reclamado más medidas preventivas.

El punto final a este encuentro lo ha puesto Jaime Rodríguez, del despacho Alonso & Asociados de Bruselas, que ha dejado claro que la Comisión Europea, en principio, no tratará el tema en la próxima revisión de la Directiva 2003/59 CE, aunque está en manos de los Estados miembro y de los lobby presionar para que se incluya en la futura normativa.

 

Nexotrans.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.nexotrans.com