Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com
La escasez de conductores sigue siendo un problema

La escasez de conductores sigue siendo un problema

lunes 27 de diciembre de 2021, 07:00h

Desde hace tiempo la escasez de conductores es uno de los acontecimientos que afecta al Sector, y se ha ido acrecentando con la pandemia, el panorama mundial, y el ‘Brexit’, entre otros.

La Organización Internacional del Transporte (IRU) ha facilitado un estudio que dicta que solo durante el año 2020, la oferta de conductores de camiones se redujo tres cuartas partes en Europa, pasando del 24% al 7%. Unas cifras que se producen en un momento crítico en el que se ha incrementado de modo considerable la demanda.

Se estima que hay una escasez de más de 400.000 conductores en Europa. Teniendo en cuenta que la edad media de los titulares es superior a los 50 años y la tasa de abandono de la actividad de autónomos, este importante número puede seguir aumentando.

Con la campaña del Black Friday y acercándose la Navidad, además de la reactivación del e-commerce, esta situación también ha provocado un incremento en los precios del transporte, lo que viene ocurriendo desde hace tiempo, y que en el tercer trimestre de 2021 se ha situado en su máximo histórico.

O lo que es más preocupante, esta falta de capacidad para el transporte de mercancías por carretera se ha convertido en algo habitual. El "Brexit" está golpeando con más severidad al otro lado del Canal de la Mancha. Si en el continente había problemas, qué decir de un mercado en el que, debido a su salida en Europa, la reducción del número de ciudadanos que conducen vehículos pesados ha caído de 42.000 a 28.000 en tan solo unos meses.

Se estima que el déficit de chóferes en Europa está por encima de los 400.000, una cifra importante que podría seguir aumentando

Datos IRU

Según la información del IRU, la escasez de conductores en España podría alcanzar el 10,2% en 2021, frente al 7% del 2020. En Francia hacen falta entre 40.000 y 50.000 conductores y en Alemania se dispara hasta los 65.000. Si nos vamos a una superpotencia como Estados Unidos, la situación es similar. Allí, según reveló la Asociación Estadounidense de Camiones (ATA), a la industria del transporte le faltan 80.000 conductores, un aumento del 30% desde antes de la pandemia, cuando la industria ya se enfrentaba a una escasez 61.500 chóferes.

Los orígenes del problema se remontan en el documento que facilita el IRU, donde el dato más relevante es que solo el 7% de los transportistas son menores de 25 años. La edad media se sitúa en torno de los 50 años para arriba, y solo uno de cada cuatro conductores se encuentra por debajo de esta franja.

Problemas y soluciones

Sin embargo, el principal motivo de este descenso es la falta de formación, ya que conducir un camión que no todo el mundo quiere o puede comprar requiere ciertos requisitos. Además, el hecho de que la ocupación de esta profesión haya decaído y se haya perdido prestigio social no la hace atractiva para los más jóvenes. Convertirse en camionero significa sacrificar muchas cosas, como la vida social o familiar, el ocio, mucho tiempo fuera de casa, etc. No debemos olvidar las condiciones de trabajo del departamento, los bajos salarios, las carreteras inseguras y los viejos requisitos no resueltos, como prohibir a los conductores de vehículos cargar y descargar con carga completa.

La solución a estos problemas sería atender las demandas. En cuanto a la formación, sería necesaria la inclusión de educación profesional específica, para que entraran nuevos estudiantes y profesionales.

Además, se deberían mejorar las condiciones laborales, como las zonas de descanso, más prevención ante los robos, ayudas en cuanto a las subidas del gasóleo o la luz, y una mejora salarial.