cabecera
    28 de septiembre de 2020

LDV busca ayuda financiera del Gobierno británico y concentra su esperanza en la furgoneta eléctrica

El fabricante de camionetas LDV busca ayuda financiera del Gobierno británico a fin de poder superar la difícil situación que atraviesa. La firma canceló su producción el pasado diciembre. El diario británico The Times señalaba el pasado lunes que LDV, cuyo dueño es el oligarca ruso Oleg Deripaska, puede verse obligada a cerrar.

La compañía, que emplea a 900 personas en su planta de Birmingham, ha sufrido una drástica caída en sus ventas y se ha visto obligada a suspender la producción el pasado mes de diciembre. La empresa está actualmente inmersa en un proyecto para la fabricación de camionetas eléctricas, las primeras de este tipo en Europa, que puede salvar y transformar la compañía.

Deripaska es propietario de LDV a través de su compañía Gaz. En declaraciones a la emisora  británica Radio 4, Erik Eberhardson, presidente de Gaz, ha asegurado que la empresa necesita entre 23 y 35 millones de euros para salvaguardar cientos de puestos de trabajo. "Desafortunadamente, como la empresa no produce, no está generando suficientes ingresos para cubrir costes. Literalmente se está quedando sin efectivo", ha agregado Eberhardson.

 

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

NEXOTRANS | Diario online de Información del Sector del Transporte

Grupo

NEXOTRANS.com es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto