Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com
DSV Road Spain abre la nave 'cross-dock' más grande de Cataluña

DSV Road Spain abre la nave 'cross-dock' más grande de Cataluña

Tiene una capacidad de 14.000 metros cuadrados de almacén, 900 metros cuadrados de oficinas, 110 muelles de carga y otro de carga lateral

martes 06 de abril de 2021, 07:00h
Con una capacidad de 14.000 metros cuadrados.

La nueva instalación tiene una capacidad de 14.000 metros cuadrados de almacén, 900 metros cuadrados de oficinas

La empresa transitaria DSV Road Spain, una de las compañías líderes en el transporte terrestre nacional e internacional, ha ampliado sus servicios con la reciente apertura en Molins de Rei (Barcelona) de la nave cross-dock más grande de Cataluña.La nueva instalación tiene una capacidad de 14.000 metros cuadrados de almacén, 900 metros cuadrados de oficinas, 110 muelles de carga y otro de carga lateral. La nave es ADT (Almacén de Depósito Temporal) y permite almacenar mercancía no despachada que está a la espera de otorgarle un destino. Este proyecto destaca también porque incorpora una zona de maniobras para la carga y descarga de mega camiones.

Con la apertura de esta terminal, que se suma a las más de 200 que DSV Road tiene en Europa, la división de negocio terrestre en España aumenta su capacidad operativa. A partir de ahora, la nueva construcción albergará todas las operaciones de cross-docking de transporte por carretera de la zona y será el nuevo centro de distribución de Cataluña de todos los camiones import y export de las líneas regulares diarias con más de 42 países de Europa.

DSV Road ofrece transporte internacional y nacional de grupaje, lotes y cargas completas, así como soluciones de transporte urgente de mercancías. La empresa dispone de una plataforma online 24/7 de reservas y trazabilidad de envíos llamada myDSV con una clara apuesta por la digitalización. Es en esa línea que este transitario es uno de los primeros de España en ofrecer el servicio Estimated Time of Arrival, que permite a los clientes recibir información estimada sobre la recogida o la entrega última milla de sus envíos en una ventana horaria de dos horas. Está previsto que desde Molins de Rei se gestionen más de 8.000 envíos cada semana.

Julián Pascual, Managing Director de DSV Road Spain, ha señalado: “La nueva apertura responde a la firme apuesta de DSV Road por el crecimiento en Cataluña y nos permitirá dar cobertura al aumento esperado de negocio con una mayor calidad en nuestros procesos y operaciones en la zona. Estas instalaciones suponen un paso más en el crecimiento y mejora de nuestras instalaciones en territorio nacional, siendo la cuarta apertura en los últimos dos años, permitiéndonos una mejor orientación a las necesidades de nuestros clientes en relación con la capacidad, trazabilidad y eficiencia en procesos que generen una mejor comunicación e información de los envíos.”

Como en todas las nuevas naves DSV, la de Molins de Rei es un edificio sostenible de última generación que impulsa la eficiencia energética, reduciendo los impactos ambientales producidos por los consumos de recursos naturales de agua y electricidad, produciendo bajas emisiones de CO2 y aumentando una calidad del aire interior. Para ello, cuenta con paneles solares en cubierta, iluminación LED, estaciones de carga para vehículos eléctricos y Certificación de sostenibilidad BREEAM Very Good. A nivel de certificaciones y siguiendo con la política de RSC de la compañía y apoyado por la visión estratégica por parte de la dirección, la delegación próximamente dispondrá de ISO 9001, 14001 y 45001, Assessment de SQAS en Transport Service y Registro sanitario para alimentación. Por otro lado, cumple con los estándares de seguridad en las instalaciones según el referente TAPA (CCTV de última generación, CRA conectada 24x7 control de accesos) y con los estándares GDP para la gestión del SUPPLY CHAIN PHARMA (Good Distribution Practices).

El proyecto, que cuenta con una imagen de marca corporativa en línea con las últimas naves inspiradas en el diseño danés minimalista y funcional marcado por el Grupo DSV, está ubicado de manera estratégica en el municipio de Molins de Rei, a 15 kilómetros del centro de Barcelona, muy cerca del puerto y aeropuerto y con acceso a las autovías A-2 y AP7, que conectan la capital catalana con Tarragona, Lleida y Girona.