Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

PLAN 2000E

El Gobierno articula un plan de ayudas directas con fabricantes y Autonomías para la compra de vehículos

El anuncio se realizó durante la primera intervención de Zapatero en el Debate sobre el estado de la Nación

miércoles 13 de mayo de 2009, 01:00h

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer un programa de ayudas directas para la compra de automóviles de 2.000 euros por vehículo, cofinanciado por el Gobierno (500 euros), las comunidades autónomas (500 euros) y los fabricantes de coches (1.000 euros).

Ahora, para concretar las condiciones de este anuncio ha de mantenerse, aún, un encuentro entre los implicados de índole política, que se llevará a cabo mañana jueves.

Será entonces, según fuentes del Ministerio de Industria, cuando se decida el tipo de vehículos afectados por el Plan, denominado 2000E, aunque Anfac, en un comunicado aplaudiendo la medida del Gobierno, asegura que los comerciales ligeros, hasta 3,5 toneladas, estarían incluidos.

Según Zapatero, el Plan 2000E, entrará en vigor "con carácter inmediato" el próximo 1 de junio, tendrá una duración de un año y estará limitado a 200.000 operaciones. Primará la adquisición de los vehículos menos contaminantes y será incompatible con el Plan VIVE, por lo que los que deseen percibir algún tipo de ayuda deberán elegir entre solicitarla por una u otra vía.

Zapatero añadió que el objetivo de esta iniciativa es "mejorar la eficiencia del parque de vehículos español, y la actividad y el empleo en el sector" del automóvil. El presupuesto del Gobierno central para el programa asciende a 100 millones de euros.

Buena disposición

El jefe del Ejecutivo destacó la "buena disposición" del sector para la implementación de un programa que definió como "de apoyo directo" y "con carácter inmediato". Y a fe que es así, porque las principales asociaciones del sector de la automoción, como Ganvam, Anfac, Ania-cam o Faconauto, entre otras, se apresuraron a aplaudir el anuncio del presidente del Gobierno.

Particulares, autónomos y pymes que compren un vehículo con un precio máximo de 30.000 euros, entregando a cambio otro destinado al achatarramiento, serán quienes puedan solicitar las ayudas. El resto de las condiciones (como los segmentos implicados) se determinarían conjuntamente con las comunidades autónomas, aunque el criterio de las emisiones de CO2 es seguro que será tenido en consideración.

Entre las medidas relativas a la automoción, el presidente propuso un nuevo Plan VIVE para el sector de autobuses, que financiará la sustitución de autobuses de más de 10 años por otros nuevos que cumplan determinadas características de eficiencia. Este programa para los autobuses tiene por objetivo la renovación de 2.000 vehículos de este tipo.

Por último, el Ejecutivo extenderá el tratamiento fiscal del ‘cheque restaurante’ a un nuevo ‘cheque o bono transporte’, que supondrá una rebaja media del 24% en el coste del transporte público para los trabajadores cuyas empresas se acojan a este programa.