Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

La cantidad de autobuses y autocares vendidos por Scania se reduce un 21% en 2012

En conjunto, la facturación de la empresa se reduce un 9% hasta los 1.072 millones de euros

jueves 31 de enero de 2013, 01:00h

Scania ha presentado sus resultados financieros del cuarto trimestre de 2012 y con ellos los datos anuales para 2012. Tanto los resultados del grupo como los obtenidos de la venta de autobuses y autocares se resienten en ambos periodos. El dividendo propuesto ha sido de 4,75 coronas suecas (0,55 euros)

La cantidad de autobuses y autocares vendidos por Scania se reduce un 21% en 2012

La facturación derivada de las ventas de autobuses y autocares de Scania ha caído un 12% durante el año 2012. Es resultado de un descenso en el volumen de ventas, que ha descendido en un 21% durante el año, retrocediendo en la misma proporción tanto en encargos como en entregas. Concretamente, es el mercado europeo el que lastra los resultados del grupo con un 42% menos de pedidos. El asiático también presenta un retroceso considerable, del 38%. Es el mercado geográficamente intermedio el único en mostrar crecimiento, los países euroasiáticos demandan un 65% más de vehículos a la compañía.

La facturación anual en autocares y autobuses ha sido de 835 millones de euros frente a los casi 953 millones de 2011. Respecto al último trimestre de este año, la facturación generada por estos vehículos ha sido de 206 millones de euros, frente a los 293,6 millones de euros logrados en la recta final de 2011.

Resultados del grupo

La visión conjunta de la empresa no mejora el panorama. La venta de camiones se ha reducido un 15 % en cuanto a unidades, lo cual ha generado una facturación un 14%. En total las ventas anuales de la empresa han tenido un valor de 9.238 millones de euros, un 9% menos que en 2011. Esto ha generado una caída del 35% en el resultado operativo en vehículos y servicios, que ha sido parcialmente salvada, no obstante, por los resultados de los servicios financieros, que han crecido un 17%. Una vez tenidos en  cuenta los impuestos, el resultado neto del grupo ha sido de 771 millones de euros, un 30% menor que en 2011.

La desconfianza en la situación económica que se vive en Europa tiene un fuerte efecto disuasorio para quien pretende invertir en nuevos vehículos, lo cual ha generado una caída en las ventas europeas del grupo que ha supuesto un lastre insalvable pese a que mercados emergentes como Brasil o Europa del Este hayan generado una demanda creciente.