Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com
Un autobús de la línea E1.
Un autobús de la línea E1.

La línea E1 de EMT conecta Cibeles y La Peseta, desde el pasado 7 de mayo

miércoles 22 de mayo de 2019, 07:00h
La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid ha puesto en marcha, el pasado 7 de mayo, la ampliación del actual itinerario de línea E1 (Atocha-Plaza Elíptica), por sus dos extremos.

La nueva configuración de la E1 permite reforzar el servicio de transporte en los barrios de Abrantes, Comillas y Moscardó y en el PAU Carabanchel

De modo que esta línea cubre ahora el trayecto entre Cibeles y La Peseta (en el distrito de Carabanchel) recuperando su verdadero carácter de ruta exprés. Esta necesaria ampliación fue aprobada recientemente a propuesta del Ayuntamiento de Madrid y de EMT. Desde el 7 de mayo, la línea E1 prolonga su itinerario en sentido sur hasta el barrio de La Peseta (PAU de Carabanchel) y en sentido centro hasta la plaza de Cibeles. Sus nuevas cabeceras quedan ubicadas desde ahora en el nodo 2646 del barrio de La Peseta (coincidente con línea 118) y en el nodo 5727, en Cibeles, parada que comparte con la línea Exprés Aeropuerto.

La ampliación de la E1 se incluye en un proyecto municipal que tiene dos objetivos fundamentales: la mejora de la calidad del aire en el entorno del paseo Santa María de la Cabeza y Plaza Elíptica, ofreciendo una alternativa atractiva de transporte público rápido y eficaz, y la revitalización de la red de líneas exprés de EMT. La línea E1 de EMT se convierte, gracias a su extensión, en un gran eje de transporte urbano de superficie, de carácter exprés y con pocas paradas, que conecta la plaza de Cibeles (en el corazón urbano de Madrid) con los distritos de Usera y Carabanchel, a través del paseo Santa María de la Cabeza y la Vía Lusitana, hasta la zona comercial Islazul y el PAU de Carabanchel (avenida de La Peseta).

La nueva configuración de la E1 permite reforzar el servicio de transporte en los barrios de Abrantes, Comillas y Moscardó y en el PAU Carabanchel, en los que se registra una alta densidad de población y una intensa actividad comercial. Esta ruta, en sentido Sur, utiliza (a diferencia de lo que ocurre ahora) el túnel de Santa María de la Cabeza lo que confiere mayor velocidad a la línea y un gran ahorro de tiempo a los viajeros.

Asimismo, al ubicar su cabecera central en Cibeles, se potencia la intermodalidad de la ruta, ofreciendo atractivas conexiones con el resto del sistema de transporte público de la ciudad a los vecinos de Carabanchel y Usera. Para la operación de este eje exprés, se están desarrollando nuevos carriles bus en Santa María de la Cabeza (desde Puente de Praga a Plaza Elíptica) y Vía Lusitana y se ha reducido el número de paradas a lo largo de su itinerario.

La ampliación hacia Cibeles, desde su actual cabecera en Atocha, se ha llevado a cabo por Paseo del Prado. En sentido Sur, desde Plaza Elíptica, la prolongación de la línea se realiza a través de Vía Lusitana, calle Calderilla y avenida de La Peseta. Desde la cabecera de La Peseta, los usuarios de Carabanchel pueden llegar hasta Cibeles en tan solo 12 paradas y en un tiempo estimado de 40 minutos. En hora punta y día laborable, la E1 dispone de 10 autobuses y presta servicio cada 10 minutos.

Calidad del Aire

La nueva E1 articula la oferta de transporte público en una zona sometida a altos niveles de intensidad de tráfico y, en consecuencia, elevados registros de emisiones contaminantes, especialmente de NOx. En estas condiciones, una acción apropiada para tratar de minorar esta situación es la de reforzar dicha oferta. Las características de este corredor radial, que se articula en Plaza Elíptica y en el que no existe oferta de transporte público de alta capacidad, orienta este tipo de acciones hacia el transporte público en superficie.