Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com
Un autocar turístico en la provincia de Barcelona.
Ampliar
Un autocar turístico en la provincia de Barcelona.

Fecav pide que el transporte discrecional no sea olvidado

viernes 12 de junio de 2020, 07:00h
Las empresas de transporte en autobús discrecional están prácticamente paradas desde la declaración del estado de alarma el 14 de marzo, aunque los efectos de la crisis ya se habían notado antes.

Un claro ejemplo es la bajada de la llegada a Cataluña de turistas asiáticos los meses de enero y febrero o la cancelación del Mobile World Congress, que supuso por sí mismo más de dos millones de euros de pérdidas para el Sector

Un claro ejemplo es la bajada de la llegada a Cataluña de turistas asiáticos los meses de enero y febrero o la cancelación del Mobile World Congress, que supuso por sí mismo más de dos millones de euros de pérdidas para el Sector. El 13 de marzo cerraban los centros educativos, con la paralización de todo el transporte escolar de Cataluña. Desde entonces, miles de autocares de servicios discrecionales no han vuelto a circular. La gran mayoría de estas empresas son pymes y negocios familiares que se dedican exclusivamente al transporte discrecional y que tienen que hacer frente a toda una serie de gastos fijos mientras llevan meses sin tener ningún ingreso. Por ejemplo, aunque muchas han aplicado un Erte, deben seguir cubriendo parte de los costes de personal, amortización de los vehículos o cuotas de leasing, mantenimiento de autobuses, seguros, alquiler de aparcamiento e instalaciones, impuestos, entre otros.

Aquellas que han podido seguir operando algún servicio, mayoritariamente transporte de empleados de empresas que no pueden teletrabajar, lo han tenido que hacer siguiendo unos protocolos de limpieza y desinfección de los vehículos y han tenido que adquirir equipos de protección para su personal. Además, han tenido que operar cumpliendo con la restricción de ocupación de un máximo del 50% de las plazas del vehículo, que estableció la administración hasta su levantamiento el día 8 de junio. Las empresas de transporte discrecional en autobús estiman que este año perderán un 80% de la facturación y los ingresos que tenían antes de la crisis no se recuperarán hasta el 2022. Por ello, a nivel nacional, se han pedido a ayudas a través de la Mesa del Turismo para la renovación de vehículos y para inyectar liquidez a las empresas. Fecav también ha solicitado recientemente ayudas a la Agencia Catalana de Turismo, ya que el transporte en autobús es un pilar clave de este sector.

Del mismo modo, Fecav ha pedido a la administración otras medidas de apoyo, como una moratoria del pago de los contratos de leasing de los vehículos, la prórroga de los Ertes de fuerza mayor hasta final de año con las mismas condiciones que estaban previstos, la ampliación de los avales del ICO, la exención del impuesto de circulación para autocares y autobuses o la creación de un fondo específico de apoyo a la movilidad. Asimismo, se ha pedido poder aplicar otras medidas como el alargamiento de la vida de los autobuses que realizan transporte escolar, pues la posibilidad de realizar inversiones de renovación de flota en estos momentos resulta imposible.

Hay que recordar que el autobús es un modo de transporte público colectivo que contribuye a la reducción de la contaminación y de la congestión de las ciudades. Por este motivo, se solicita también que quede directamente exento de la aplicación de las medidas de Zonas de Bajas Emisiones. El presidente de Fecav, José María Chavarría, advierte que "es necesario que se articulen mecanismos de ayuda a este sector ya que la alternativa es la desaparición de decenas de empresas y cientos de puestos de trabajo en Cataluña. El transporte discrecional catalán cuenta con una de las flotas más modernas de Europa gracias al esfuerzo de muchas pymes y aporta un valor añadido esencial al sector del turismo."

Aportación del transporte discrecional en autobús a la sociedad

El transporte discrecional en autobús es un modo seguro, sostenible y de calidad. Entre sus tipologías está el transporte escolar, que garantiza que miles de menores puedan ir a clase, especialmente en zonas rurales. También incluye el transporte de trabajadores, que les permite desplazarse a sus trabajos de una manera sostenible, segura y saludable, evitando accidentes “in itinere” y la congestión de las carreteras. Es especialmente útil en lugares que no cuentan con una oferta de transporte público suficiente.

Asimismo, garantiza la movilidad de turistas en Cataluña, donde esta industria representa un 12% del PIB. Esto contribuye a una gestión ordenada del turismo y evita la saturación de otros modos de transporte y de las calles y las carreteras de los principales puntos de interés, aportando un valor añadido esencial. Por último, hay que sumar también los servicios que se hacen para asociaciones, clubes deportivos, entidades culturales, grupos de jubilados o el transporte ligado a eventos como bodas y congresos. Según datos del INE, en el año 2019 el transporte discrecional y especial desplazó 550 millones de personas en toda España.