cabecera
    2 de marzo de 2021

Gasnam explica a NEXOBÚS la seguridad de los vehículos por gas

Gasnam explica a NEXOBÚS la seguridad de los vehículos por gas
La asociación de transporte sostenible ha querido asegurar la total seguridad de sus vehículos por gas, tras la pasada explosión en Madrid el 20 de enero.

La compañía ha explicado y asegurado a NEXOBÚS la seguridad de los vehículos propulsados por gas

Una fuerte explosión ha destrozado parcialmente minutos antes de las tres de la tarde, del pasado miércoles 20, un edificio situado en el centro de Madrid causando cuatro muertos, además de 11 heridos, según han confirmado el delegado del Gobierno de la Comunidad, José Manuel Franco, y fuentes del Ayuntamiento.

Con el inicio imparable de los vehículos 0 emisiones, Gasnam, tiende a fomentar el uso del gas natural, el hidrógeno y el gas renovable en la movilidad en general y particularmente en el transporte terrestre por carretera y ferrocarril y en el transporte marítimo, promocionando el empleo del gas natural y el hidrógeno en todos los sectores productivos del país, para obtener una importante reducción de costes de operación y una notable mejora de las condiciones ambientales.

La compañía ha explicado y asegurado a NEXOBÚS la seguridad de los vehículos propulsados por gas

Los depósitos de gas de los vehículos propulsados por GNC y GNL están diseñados, fabricados y homologados según los más altas estándares de la industria que les permiten tener capacidad para resistir accidentes, cambios bruscos del entorno o incluso incendios. Las pruebas de seguridad a la que se someten los cilindros que conducen el gas natural en su construcción son altamente rigurosas. Además, debido a su robustez, estructura y ubicación en el vehículo, los cilindros son menos delicados y peligrosos que un tanque de gasolina ante posibles colisiones.

El gas natural vehicular funciona en un circuito hermético sin aire en su interior que evita que se produzca cualquier combustión espontánea. Durante el repostaje, los surtidores solo dejan pasar el gas cuando el conector y la boca de carga están conectados de manera correcta, disponiendo de un sistema de descompresión que impide que se pueda desconectar el conector cuando existe sobrepresión. En situaciones normales, el depósito alcanza una presión máxima de unos 200 bares, pero está diseñado para poder soportar más del doble.

Además, en el caso de que el circuito se enfrente a una situación de excesivo calor, cuenta con unas válvulas de seguridad que se abren dejando expulsar el gas a la atmósfera. Al contrario que otros combustibles, al ser más ligero que el aire el gas se disipa rápidamente.

A esto hay que sumar que las revisiones que se realizan de estos vehículos están sometidos a estándares de seguridad más altos: antes de cada revisión de ITV, se tiene que certificar la estanqueidad del sistema de gas y, cada 4 años, realizar una inspección visual de los depósitos en un taller especializado.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

NEXOTRANS | Diario online de Información del Sector del Transporte

Grupo

NEXOTRANS.com es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto