cabecera
    30 de octubre de 2020

Las líneas de Bilbobus y Bizkaibus siguen sufriendo alteraciones por el conflicto del convenio colectivo

Dirección y comité de empresa se reúnen mañana en busca de un acuerdo definitivo que ponga fin al conflicto

La empresa adjudicataria de Bilbobus y de 39 líneas de Bizkaibus reclama el cese inmediato de los sabotajes contra los autobuses por el conflicto laboral que sufre el servicio desde principios de mayo. El pasado viernes, durante la segunda jornada de huelga de julio, encapuchados causaron destrozos en varios vehículos.

La dirección de la compañía se mostró muy preocupada por esta noticia y alertó de que la "radicalización" de las acciones "pueden llevar al enfrentamiento entre los propios trabajadores". Los representantes de los operarios, por su parte, condenaron estos actos y aseguraron que "nada tienen que ver con los empleados". El paro de 24 horas se repetirá hoy.

Los hechos denunciados sucedieron a primera hora de la mañana en el barrio leiotarra de Sarriena y en Astrabudua. Siempre según la versión de TCSA, cuatro encapuchados irrumpieron de forma violenta en los autobuses, increparon al chófer y la emprendieron a patadas contra el pupitre, la canceladora y los espejos retrovisores, bajo la incrédula mirada de los pasajeros.

Los asaltantes abandonaron las unidades a la carrera, mientras que los viajeros tuvieron que esperar a la llegada de sendos autobuses de repuesto. "Esto provocó algunos retrasos", explicaron desde TCSA.
 
Sólo una semana antes catorce autobuses amanecieron con las lunas rotas. La dirección de TCSA ha exigido al comité de empresa que "impida la comisión de este tipo de actos", según publica el diario El Correo. Por contra, los representantes de la plantilla han negado cualquier responsabilidad de los operarios en los ataques de encapuchados y han mostrado a la vez su repulsa frente a este tipo de acciones violentas. Juan Antonio Fernández, portavoz del comité de empresa, ha insistido en que "no se puede hablar de trabajadores, sino de personas que alteran el orden público y están protagonizando actos de acoso a las unidades de Bizkaibus".

Encuentro aplazado

Durante la última asamblea, los conductores votaron por mayoría -267 contra 217- seguir con las movilizaciones hasta alcanzar las mejoras salariales planteadas, que giran en torno a lograr una equiparación con los empleados de los autobuses de Vitoria.

El encuentro entre el comité de empresa y la dirección de TCSA iniciado ayer quedó aplazado hasta el jueves a las 11 de la mañana, tras interrumpirse por problemas de agenda, según publica el diario Deia. Según han informado el presidente en funciones del comite de empresa, Juan Antonio Fernández de Mier, la nueva cita será el jueves, de nuevo con la mediación del Gobierno vasco. El conflicto dura ya más de dos meses y ha originado paros parciales durante el mes de mayo y junio, y posteriormente huelgas de 24 horas, coincidiendo con los festivales de música Kobetasonik y Bilbao BBK Live Festival.

 

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

NEXOTRANS | Diario online de Información del Sector del Transporte

Grupo

NEXOTRANS.com es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto