Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

Los conductores de autobuses de Alcalá de Henares reclaman urinarios y amenazan con hacer huelga

lunes 29 de octubre de 2007, 01:00h

Según la crónica de madrid.com (el pasado jueves), la plantilla de la empresa 'Autobuses de Alcalá' reivindica al Ayuntamiento la instalación de urinarios en la cabecera de siete de las once líneas de autobuses existentes en la ciudad y advierte que, si no hay un compromiso firme para su instalación, estarían dispuestos a convocar una huelga.

Antes de las elecciones, responsables del gobierno municipal del PP se reunieron con los representantes sindicales, como así lo comunicó a EFE el presidente del comité de empresa, José Javier Páez, quien recuerda que esta reivindicación tiene ya más de cuatro años y, "aunque existe incluso un acuerdo de Pleno dando vía libre a la instalación de los urinarios", de momento no se ha instalado ninguno y eso les está generando "muchos problemas".

El problema más importante es concretamente al que se refiere a las multas de la Policía Local a los conductores por miccionar en plena calle y sanciones por parte de la propia empresa "porque en alguna ocasión los conductores han trasladado el autobús fuera de la línea para poder hacer sus necesidades". La falta de urinarios, según Páez, no es sólo un problema fisiológico que en la mayoría de los casos resuelven "en un árbol o en un bar próximo a cualquiera de las cabeceras de línea", sino que también está provocando la ausencia de mujeres en la plantilla "porque ellas no lo tienen tan fácil". De hecho, asegura que "una compañera y evitaba beber agua durante todo el servicio para no tener que ir al baño".

Este tema viene de largo, ya que cuando los trabajadores convocaron hace dos años otra huelga por cuestiones económicas y la decisión de desconvocarla estuvo ligada al compromiso del Ayuntamiento de instalar estos aseos. Según Páez, cuando hablaron con los responsables del gobierno municipal del PP antes de las elecciones, todo fueron "muy buenas palabras", pero lo cierto es que aún no han obtenido ninguna respuesta.

Lo último que se sabe es que el pasado viernes 26 cerca de 140 iban a celebrar una asamblea general y así ponerse de acuerdo en las medidas que van a tomar para poder solucionar el problema.