Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

Tímida estabilización del Brent después de alcanzar un máximo histórico de 95,19 dólares por barril

Detrás de este nuevo techo de cotización se encuentra la disminución de las reservas de crudo de EE.UU.

viernes 09 de noviembre de 2007, 01:00h

Si bien este  miércoles  el Brent cerró a la baja en el mercado de futuros de Londres,  donde el barril para entrega en diciembre acabó en 93,24, se trató de un día negro para el Sector, que augura tiempos aún más negros: las previsiones apuntan a que, dentro de poco, el petróleo supere la barrera de los 100 dólares.

El crudo de referencia en Europa protagonizó una nueva jornada de récords,  llegando a venderse en 95,19 dólares por barril, hasta ahora su máximo histórico.

Detrás de este nuevo techo de cotización está la disminución de las reservas de crudo de Estados Unidos -el principal consumidor energético a nivel mundial-, anunciada el mismo miércoles por el Departamento de Energía del país norteamericano, si bien la caída fue menor que la que preveían los expertos. Aún así, sus existencias de petróleo descendieron la semana pasada en 800.000 barriles, quedándose en los 311,9 millones de barriles, un 8% menos que hace un año.

Tras el "oro negro"

Como era de esperar, esta reducción empujó  a los inversores de los mercados internacionales a hacerse con "oro negro", un bien indispensable ante la llegada del invierno en el hemisferio norte del globo. Según algunos analistas, otra razón para que los inversores  incrementaran la demanda de crudo es la debilidad que sigue mostrando el dólar frente a monedas como el euro o la libra esterlina, que antes de ayer marcó un récord de cotización de 26 años con respecto a la divisa estadounidense.

Y eso no es todo. La  Agencia Internacional de la Energía (AIE) advirtió recientemente  que si los gobiernos de todo el mundo no toman medidas urgentes para reducir la demanda energética, en el 2015 se producirá una crisis de suministro de petróleo, toque de atención que terminó de inquietar a los inversores.