Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

UPTA solicita mayor seguridad para los autónomos foráneos en el Día Internacional del Migrante

miércoles 19 de diciembre de 2007, 01:00h

La Unión de Profesionales Trabajadores y Autónomos recordó ayer-coincidiendo con la celebración del Día Internacional del Inmigrante-  a los 217.054 de extranjeros que hasta  el 31 de octubre han causado alta en el régimen de autónomos de la Seguridad Social, representando ya al 9,6 % del total de este colectivo de trabajadores por cuenta propia.

Según el comunicado difundido por UPTA, las personas inmigrantes representan en España el 9,9 % de la población y constituyen el 11,08 % del total de trabajadores y trabajadoras que cotizan al sistema de la Seguridad Social. El número de personas extranjeras que se habían dado de alta como trabajadores autónomos en nuestro país continúa creciendo, ascendiendo ya a 217.054 -a fecha de 31 de octubre-, ya sean profesionales o empresarios, individuales o socios trabajadores de sociedades limitadas, anónimas o cooperativas.  Esto significa que el número de autónomos inmigrantes se sitúa ya en el 6,31% del total del colectivo, y representa el 9.64 % del total de autónomos, un porcentaje similar al de inmigrantes sobre la población total, que es de un 10%.
Uno de cada cuatro nuevos autónomos es extranjero.  Más de la mitad de los autónomos inmigrantes proceden de países comunitarios frente a un 42% de extracomunitarios. Rumanos y búlgaros están entre los colectivos de mayor crecimiento. El informe de Upta detalla que muchas de estas personas ven en la vía emprendedora una alternativa a la situación laboral, bien porque los contratos son precarios y las situaciones de desempleo se suceden, o porque el puesto que ocupan no está de acorde ni con su formación ni con su experiencia profesional adquirida en sus países de origen.

"Este crecimiento evidencia la capacidad emprendedora de buena parte de la población emigrante", asegura María José Landaburu, secretaria ejecutiva de Acción Normativa de UPTA España, quien realizó una doble lectura de la estadística, señalando que "es preocupante en nuestra sociedad las condiciones de trabajo en la que muchas personas desarrollan determinadas labores".