Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

SOSTENIBILIDAD AMBIENTAL

La flota 100% ecológica de EMT Valencia evita la emisión de cerca de 55.000 tolenadas de CO2

Un autobús lleno de usuarios supone 58 vehículos particulares menos en las calles, según Alfonso Novo

martes 24 de mayo de 2011, 01:00h

Limitar el consumo de combustibles fósiles, las emisiones de CO2 y promover hábitos de movilidad más saludables son, entre otros muchos, los objetivos de la sociedad actual, y por eso la EMT de Valencia lleva años aplicando acciones y medidas que favorezcan una mayor sostenibilidad y protección medioambiental.

El uso del coche es uno de los principales causantes de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por eso, en todos los países y ciudades se está haciendo especial hincapié en la importancia de elegir un modo de transporte cuya repercusión sobre la calidad del medio ambiente sea más respetuoso, de ahí la clara apuesta por el fomento del uso del transporte público.

"La mayor parte de los desplazamientos que se realizan a diario no superan los dos kilómetros de distancia, por lo que existen multitud de alternativas mucho más sostenibles, e incluso económicas, como ir andando, en bicicleta o en autobús público", ha revelado el presidente de EMT Valencia, Alfonso Novo. En este sentido, es destacable el hecho de que un autobús lleno supone 58 vehículos particulares menos en la calle.

Cada año, los autobuses de EMT Valencia recorren más de 22 millones de kilómetros. Gracias a la conversión, en el año 2009, del 100% de la flota de la empresa de transportes en autobuses 100% ecológicos, mediante el uso del biodiésel y el Gas Natural Comprimido (GNC), se ha conseguido no emitir a la atmósfera 54.498 toneladas de CO2, lo que equivale a más de 67 millones de desplazamientos en vehículos privados.

Además de esta "importante contribución a preservar el entorno medioambiental de la ciudad de Valencia, el uso del transporte público también conlleva un importante ahorro económico, tan necesario en estos momentos", puntualiza el presidente de EMT. Los gastos asociados al uso habitual del automóvil, como el coste del seguro, revisiones mecánicas, carburante, impuestos, aparcamiento, peajes... superan los 2.500 euros al año, mientras que el uso del transporte público supone unos 350 euros al año para un usuario habitual de los servicios de EMT Valencia.

Este aspecto de sostenibilidad no pasa inadvertido para los valencianos, dado que en la reciente encuesta de satisfacción del cliente (ISC) han valorado con un notable alto (8,43) este servicio y compromiso de EMT con el entorno urbano y el medio ambiente. De hecho, "no se trata de un valor cualesquiera del servicio prestado sino que es una responsabilidad adoptada, certificada y reconocida mediante la norma europea de calidad UNE-EN 13846, otorgada por AENOR a la totalidad de las líneas de EMT, y por la norma 14001 de Gestión Medioambiental", ha detallado Novo.

Eficiencia energética

La puesta en marcha de 675 paneles fotovoltaicos ubicados en la cubierta de las instalaciones técnicas de EMT en el barrio de San Isidro es otra de las muchas formas de contribuir a proteger la pureza del aire y del entorno ambiental. Este uso de energías renovables tiene una producción anual de 135.000 kw/h, lo que equivale al consumo eléctrico de 50 hogares. Permite la no-emisión de 122 toneladas de CO2 al año, que en caso de no evitarse implicaría la necesidad de 18.700 árboles que absorbieran dicha contaminación.

Por todo ello, Alfonso Novo, ha asegurado que "tanto desde EMT como desde el Ayuntamiento de la ciudad se va a continuar apostando por iniciativas, acciones y servicios que potencien un transporte público eficaz, económico y respetuoso con el medio ambiente como una de las formas de contribuir a la creación de un entorno urbano sostenible en todos sus ámbitos".