Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

El transporte escolar es el objetivo de la nueva campaña de vigilancia de la Dirección General de Tráfico

Hasta el 15 de octubre, 28 autobuses escolares se han visto implicados en accidentes que suman 22 heridos leves

martes 15 de noviembre de 2011, 01:00h

Desde ayer y hasta el viernes 18 de noviembre, los autocares dedicados al transporte escolar serán objeto de vigilancia por parte de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, dentro de las campañas de seguridad vial que anualmente realiza la DGT para prevenir accidentes en este tipo de transporte.

Durante los cuatro días de duración de la misma, los agentes intensificarán las inspecciones, comprobando que las autorizaciones y documentos que deben tener dichos vehículos sean los correctos para la prestación del servicio. Asimismo, verificarán que las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo son los que exige la normativa, así como los requisitos especiales que debe cumplir el propio conductor, como son el permiso de conducción o los tiempos de conducción y descanso.

El año pasado 54 autobuses escolares estuvieron implicados en accidentes con víctimas en los que resultaron heridas 44 personas (seis conductores y 38 pasajeros). Hasta el 15 de octubre de este año, 28  autobuses escolares se han visto implicados en accidentes con víctimas en los que han resultado heridas 22 personas (tres conductores y 19 pasajeros)

La seguridad es la máxima prioridad en este tipo de transporte y las cifras de siniestralidad anuales reflejan que éste es un sector seguro, especialmente, si se toma como criterio de comparación el número de fallecidos por viajero –kilómetro recorrido.

La velocidad inadecuada y las distracciones son las principales causas de los accidentes en los que están implicados este tipo de vehículos. Asimismo, el 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del vehículo o justo en los instantes inmediatos. Para evitar este tipo de accidente se recomienda a los padres respetar las paradas, ir con tiempo suficiente y no esperar a los niños al otro lado de la calzada.

Cinturón de seguridad

Se prestará especial atención al uso del cinturón de seguridad en aquellos autocares que lo lleven. Según la Federación Española Empresarial del Transporte de Viajeros (Asintra) sólo dos de cada cinco autocares que realizan transporte escolar (38%) llevan instalados cinturones de seguridad.

La Unión Europea emitió una Directiva Comunitaria, que España ha transpuesto a su ordenamiento jurídico, que establece que desde octubre de 2007, se deniega la matriculación a cualquier autobús que no lleve instalados los sistemas de retención.

De los 22 heridos leves registrados este año en los que estuvo implicado un autobús escolar, siete no llevaban cinturón de seguridad.

Lo que dice la normativa sobre el transporte escolar

Antigüedad: No más de 16 años, (diez si no se dedicaba antes a esta actividad).
Ventanas: Se abrirán como máximo el tercio superior.
Asientos: Los de primera fila, con mampara de protección. Habrá plazas para discapacitados.
Suelo: Será antideslizante y habrá asideros junto a las puertas y escalones con colores vivos.
Tacógrafo: Es obligatorio y también el limitador de velocidad
Cinturones: Todos los fabricados a partir de 2006 deben llevarlos.
Placa de Transporte Escolar: Delante y detrás
Puertas: Se abrirán por dentro y fuera fácilmente. Su mecanismo de acceso estará protegido. Además llevarán dos extintores, martillos y botiquín de primeros auxilios.
Permisos: El conductor tendrá el permiso D, una autorización especial para transporte escolar y no deberá tener anotaciones en el Registro de Infractores.
Tiempo: No más de una hora por trayecto
Recorrido y Paradas: Previamente fijado y autorizado.
Seguro Adicional: Póliza de responsabilidad Civil ilimitada
Velocidad: A 10km/h menos que la establecida en cada vía para los autobuses.
Acompañante: Obligatorio si más de la mitad tienen menos de 12 años. Debe velar por su seguridad en el trayecto subida y bajada del autobús.
Plazas: Una por niño y todos sentados.
Cinturones: Si el bus los lleva, es obligatorio utilizarlos. En asientos enfrentados a pasillo, los menores de 16 años siempre con cinturón.
(Fuente. Revista Tráfico y Seguridad Vial 2010/2011)