Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

Fedat analiza la complicada coyuntura de los operadores de transporte durante su Asamblea General

jueves 07 de junio de 2012, 01:00h

El pasado 24 de mayo tuvo lugar la celebración de la Asamblea General de Fedat (CETM-Operadores). Su presidente, Pedro Alfonsel, trasladó a los asistentes que los temores, ya expuestos en la Asamblea del 2009, se están confirmando. La amenaza de la sombra de la desaceleración de la economía y de que el precio del crudo se instalase en niveles elevados, parece hoy una realidad.

Un síntoma claro de la situación del sector se refleja en la tendencia bajista de las matriculaciones de vehículos industriales, que según estimaciones de la DGT se ha prolongado en el periodo enero-febrero de 2012, anotando una tasa interanual negativa del 17,8%. Alfonsel, también hizo referencia a las tensiones derivadas de la crisis de la deuda soberana que llevan a una mayor restricción crediticia, asfixiando si cabe aun más a las empresas.

En relación con la actividad de los operadores la situación de las empresas sigue corriendo la misma suerte que la economía en su conjunto, quizás mas agudizado por el efecto de la subida de los precios del combustible, el retraso exagerado en el cobro a clientes y la falta de flexibilidad para poder adaptar la oferta a la demanda de transporte.

Ante esta situación Fedat considera que paralelamente a que se adopten medidas de carácter estructural, es imprescindible que empiece a fluir el crédito hacia las empresas, lo cual permitirá generar inversión productiva, reactivar la generación de empleo y hacer frente a los problemas de tesorería. Paralelamente habrá que seguir trabajando por conseguir una normativa armonizada a nivel nacional y comunitario que limite sustancialmente la demora en los pagos a proveedores,.

Alfonsel subrayó que a fecha de hoy están pendientes asuntos importantes de índole legislativa, que por motivo de elecciones y cambio de gobierno se han ido postergando hasta el momento y sobre los que existe el compromiso del Ministerio de retomarlos, y con esto se refiere a la modificación de la LOTT, el ROTT y las ordenes ministeriales que las desarrollen. Ante esta situación Pedro Alfonsel opina que habrá que prepararse para adaptar la forma de trabajar a un marco cambiante, que significará un antes y un después para muchas empresas del sector.