Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

Bosch recibe el premio al ‘Futuro Alemán’ a la tecnología e innovación por su proyecto láser de pulsos ultracortos

El premio es el más importante que se concede en Alemania en el campo de la ciencia y de la tecnología

miércoles 25 de diciembre de 2013, 01:00h
Láser de pulsos ultracortos.
Láser de pulsos ultracortos.

Esto abre nuevas posibilidades para el procesamiento sin contacto de casi todos los materiales: desde diamantes y vidrios templados, pasando por acero y semiconductores, hasta cerámicas y materiales plásticos altamente sensibles. El láser de uso universal perfora, corta, estructura o fresa las formas deseadas

Bosch ha recibido el premio ‘Deutscher Zukunftspreis’ (‘Futuro Alemán’), por el desarrollo del proyecto ‘láser de pulsos ultracortos para la producción industrial en serie, lo que se podría definir como fabricación con destellos de luz’. El equipo responsable de este proyecto ha desarrollado nuevas herramientas basadas en un láser que emite una luz en forma de pulsos ultracortos, de alta potencia, para perforar o cortar materiales tales como metal, vidrio o plástico.

 Hasta ahora, la exactitud de procesamiento con el uso de láseres convencionales era limitado, puesto que el haz de luz sobre el material eleva la temperatura de la pieza hasta el punto que puede llegar a fundirlo o vaporizarlo parcialmente. Dado que el comportamiento de la masa fundida puede ser técnicamente difícil de dominar, se pueden producir rebabas o protuberancias, que obligan a realizar un post-mecanizado de la pieza. En cambio, con la utilización de los nuevos láseres de impulsos ultracortos se pueden evitar estos efectos indeseados. Dado que los pulsos de luz duran apenas unos picosegundos (billonésima parte de un segundo), aunque se producen a alta potencia, la luz láser registra una alta concentración sobre el material. El resultado es que la pieza que recibe el pulso de láser ultracorto se vaporiza sin que llegue a fundirse, por lo que la extracción de material se lleva a cabo con precisión, cuantificable en micras (millonésima parte de un metro).  

Todo esto abre nuevas posibilidades para el procesamiento sin contacto de casi todos los materiales: desde diamantes y vidrios templados, pasando por acero y semiconductores, hasta cerámicas y materiales plásticos altamente sensibles. El láser de uso universal perfora, corta, estructura o fresa las formas deseadas. Bosch utiliza el arte de controlar la potencia del láser para tareas específicas. Una vez adaptado a su tarea, este haz concentrado realiza su trabajo.

Desde inyectores hasta sensores para las sondas lambda de Bosch

Bosch utiliza esta nueva tecnología para la fabricación de las válvulas para la inyección directa de gasolina y contribuye, con ello, al ahorro de combustible en hasta un 20%, además de cumplir así con las normas de emisiones más estrictas. En la actualidad existen ya 14 proyectos de motores de nueve clientes con válvulas de inyección perforadas por láser, es decir, unos 2 millones de vehículos.