cabecera
    20 de agosto de 2019

APROBADA LA SEMANA PASADA

Suárez-Quiñones presenta los principales aspectos de la nueva Ley de Transportes

Segovia (Imagen de archivo).
Ampliar
Segovia (Imagen de archivo).

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha presidido el Consejo Regional de Transportes en su primera reunión tras la aprobación de la Ley de Transporte de Castilla y León, que establece por primera vez un marco jurídico legal estable y realista del transporte de viajeros por carretera y sus infraestructuras.

Suárez-Quiñones ha destacado el alto grado de participación de los grupos parlamentarios de las Cortes de Castilla y León que han trabajado para mejorar el texto inicial propuesto por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, logrando su aprobación sin ningún voto en contra. El consejero ha insistido en que la nueva ley pone al ciudadano en primer plano al regular, por primera vez, un catálogo de derechos de las personas usuarias, con especial atención a las personas de movilidad reducida.

El texto de la ley incluye las propuestas y demandas del sector, que cuenta con 2.315 empresas, mueve 6.307 vehículos y da empleo a 9.000 personas de forma directa y otras 3.000 de forma indirecta; todos ellos se verán afectados por el futuro vencimiento de las actuales concesiones por normativa europea.

Castilla y León cuenta, por primera vez, con una ley autonómica del transporte público de viajeros

Respecto al transporte regular de uso general (autobús) la Ley reconoce el carácter universal y esencial al transporte público en la Comunidad, garantiza la accesibilidad universal del transporte público donde haya población fija, declara por primera vez este transporte como servicio público esencial de titularidad autonómica y establece por primera vez una serie de derechos exigibles por los usuarios del transporte, y especialmente de las personas con movilidad reducida.

Además, la norma incorpora las nuevas tecnologías al servicio del usuario, de la Administración y de las empresas gestoras, busca una “movilidad sostenible”, establece un nuevo concepto de “transporte rural” como una realidad específica de Castilla y León, y da rango de Ley al Transporte a la Demanda y al transporte de prestación conjunta implantado en la Comunidad.

Por último, garantiza un futuro a las empresas de la Comunidad al reconocer expresamente la posibilidad de subcontratación en el sistema y también garantiza la estabilidad en el empleo de los trabajadores, con la previsión de la figura de la subrogación, que garantiza seguridad en el empleo ante el horizonte de cambio concesional y que prevé una importante participación de los sindicatos de trabadores en ese proceso de subrogación.

Taxi y VTC

La Ley contempla novedades que solicitaron las asociaciones del taxi y que han sido consensuadas con los grupos políticos. La norma posibilita el establecimiento de tarifas con cuantías únicas y predeterminadas y establece y unifica la imagen exterior de los vehículos, lo cual permite su perfecta identificación y prohíbe cualquier tipo de publicidad sexista o que atente contra los derechos de las personas.

Por un lado, en las zonas de difícil acceso y débil tráfico que no se hallen debidamente atendidas por servicios regulares de transporte, se permite la contratación por plaza y la realización de servicios con sujeción a calendario y horarios prefijados. Los taxis interurbanos deberán estar equipados obligatoriamente con aparato taxímetro debidamente precintado y homologado y deberán portar un módulo luminoso exterior que señale la disponibilidad. También regula la existencia de puntos específicos de demanda, como aeropuertos, estaciones de trenes, centros sanitarios, hoteles, eventos extraordinarios, ferias, etc., donde se podrá establecer un régimen especial de prestación del servicio de taxi.

Por otro lado, otro de los puntos de la reunión se ha centrado en informar sobre el Real Decreto- Ley 13/2018, de 28 de septiembre, por el que se modifica la Ley 16/1987, de 30 de junio de Ordenación de los Transportes Terrestres en materia de arrendamiento de vehículos sin conductor VTC. Actualmente, no existe en Castilla y León problemática en relación con el sector VTC. En Castilla y León existen a día de hoy 314 autorizaciones de VTC, sin que quede ninguna pendiente de decisión judicial. Coexisten, a su vez, 2.307 autorizaciones de taxi. La Junta ha detectado que solo operan 117 vehículos con licencia VTC, sin que se realicen tráficos de carácter urbano.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

NEXOTRANS | Diario online de Información del Sector del Transporte

Grupo

NEXOTRANS.com es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto