cabecera
    10 de julio de 2020
Un autobús en proceso de limpieza.
Ampliar
Un autobús en proceso de limpieza.

El transporte en autobús está preparado para ofrecer la máxima seguridad

Coincidiendo con el final de las restricciones de la movilidad dentro del territorio español, que acabaron con el levantamiento del estado de alarma el domingo 21 de junio, los operadores de transporte en autobús quieren recordar a la sociedad que están preparados para seguir ofreciendo a los viajeros la máxima seguridad. Desde el inicio de la crisis sanitaria todos los operadores han seguido la normativa establecida por las diferentes administraciones para garantizar la seguridad de los viajeros y están preparados para seguir haciéndolo en la etapa de la ‘nueva normalidad’.

Los operadores de transporte en autobús quieren recordar a la sociedad que están preparados para seguir ofreciendo a los viajeros la máxima seguridad

Sin embargo, el sector del transporte de viajeros en Autobús observa con preocupación cómo la reactivación de la demanda, tanto de servicios regulares como discrecionales, está siendo muy lenta. Además, la cuota modal del transporte público se ha reducido respecto a la del vehículo privado. Por ejemplo, en Barcelona, según datos del Ayuntamiento, antes de la crisis se realizaban el 26% de los desplazamientos en vehículo privado y el 37,3% en transporte público. Actualmente los números se han invertido y se realizan el 34,4% de los desplazamientos en vehículo privado y el 19,5% en transporte público.

Un aumento de la cuota modal del vehículo privado motorizado, como el que se está produciendo, tiene consecuencias negativas, como una mayor contaminación, más congestión y más accidentalidad. Hay que recordar que el autobús es el medio de transporte por carretera más seguro, con cero víctimas mortales en el año 2019 en todo el Estado. También es uno de los medios de transporte menos contaminantes. En cuanto a emisiones de efecto invernadero por pasajero, el autobús genera 5,5 veces menos de CO2 que el coche y 3,7 veces menos que el avión.

Medidas para garantizar la seguridad y evitar contagios en los autobuses

En primer lugar, hay que tener presente que en el transporte colectivo no se detecta una mayor concentración ni riesgo de contagio que en otros modos de transporte, o al menos este hecho no ha sido probado. Simplemente, se limitó la movilidad de las personas para poder asegurar su confinamiento y, del mismo modo que se realizaron restricciones al transporte privado, también se realizaron en el transporte público. En segundo lugar, los autobuses se desinfectan diariamente siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias. También se refuerza la limpieza en aquellas partes del autobús donde puede haber mayor contacto, como asideros, pulsadores, máquinas validadoras o asientos. Además, hay que tener presente que los focos de grandes contagios no se han dado en el transporte público, sino en otros tipos de eventos o en puestos de trabajo donde precisamente no se ha garantizado el uso constante de la mascarilla.

Sigue siendo obligatorio el uso de mascarilla por parte de todos los viajeros y los conductores. Si todo el mundo la lleva puesta, la posibilidad de transmisión del virus es mínima. Para que todos puedan disponer de mascarillas, las autoridades han repartido miles de ellas en las paradas y estaciones de bus. También se pueden adquirir por un precio regulado por la administración directamente en las farmacias.

En este sentido, un informe reciente del Departamento de Viajeros del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) recoge que según el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) el transporte público de pasajeros es seguro en cuanto a transmisión aérea del Covid-19 si se respeta la obligatoriedad de uso de mascarillas. También afirma que "la utilización de los sistemas de ventilación existentes operados correctamente tanto en autobuses como en vagones de ferrocarril urbanos y metropolitanos no tienen por qué ser un problema para la transmisión aérea del virus".

Las medidas para evitar la transmisión del Covid-19 no sólo se toman dentro de los vehículos. Los gestores de los nodos de transporte público, como las estaciones de autobuses, han establecido medidas para evitar que pueda haber aglomeraciones, como la señalización de espacios. También han reforzado los mensajes para recordar las medidas de seguridad, tanto por megafonía como con carteles o pantallas informativas. Algunas de las recomendaciones a los usuarios son evitar las horas punta, hacer colas ordenadas, no utilizar el transporte si tienen síntomas o pertenecen a un grupo de riesgo y prever un tiempo más largo de viaje.

El presidente de Fecav, José María Chavarría, afirma que "es imprescindible que la sociedad recupere la confianza en los modos de transporte colectivos para detener la contaminación, la destrucción del planeta y los problemas de salud que se derivan". Al mismo tiempo pide que "ahora más que nunca la administración debe seguir haciendo actuaciones para mejorar la competitividad del transporte en autobús respecto al vehículo privado motorizado como la construcción de carriles bus VAO, la mejora de las estaciones de autobuses o las ayudas para la renovación de vehículos".

Por último, José María Chavarría propone que se haga una campaña de comunicación de gran alcance para recuperar la confianza en el transporte colectivo y, concretamente, poner en valor las virtudes del autobús como un medio de transporte sostenible, seguro y de calidad. En este sentido, el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, se comprometió a impulsar la campaña en la reunión que mantuvo con Fecav el pasado 16 de junio.
Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

NEXOTRANS | Diario online de Información del Sector del Transporte

Grupo

NEXOTRANS.com es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto