Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

El transporte urbano de Sao Paulo (Brasil) presenta el primer bus con hidrógeno de América Latina

Mediante un sistema híbrido eléctrico, tiene una autonomía máxima superior a los 300 km

lunes 06 de julio de 2009, 01:00h

El Ministerio de Minas y Energía de Brasil y la Empresa de Transporte Urbano (EMTU) de Sao Paulo acaban de presentar el primer autobús de Latinoamérica propulsado por hidrógeno, el cual no emite gases contaminantes a la atmósfera. Es un chasis del fabricante local Tuttotrasporti carrozado por MarcoPolo.

El gobernador del estado de Sao Paulo, Jose Porterra, ha tomado parte en el evento de puesta en funcionamiento del vehículo (acompañado por el presidente de EMTU, Julio de Freitas), fabricado en Brasil por Tuttotrasporti, y que ha estado sometido a distantas pruebas desde el pasado mes de abril, según el comunicado del operador.  En agosto dan inicio las pruebas con pasajeros, y de ser positivas, el año que viene se incorporarán al servicio otras tres unidades iguales.

El autobús funcionará con un sistema híbrido de célula de hidrógeno y baterías de energía eléctrica, lo que "permite aumentar la economía de combustible y la racionalización de la energía generada", informan desde el Ministerio de Minas, pues "aprovecha la posibilidad de recargar las baterías con la energía producida por la célula de hidrógeno cuando el vehículo esté parado".

Fuentes ministeriales añaden que "el desarrollo de un sistema de transporte colectivo de ‘emisiones cero’ contribuirá a reducir el impacto al medio ambiente en grandes urbes, como Sao Paulo, que tiene la mayor flota de autobuses del mundo. Los vehículos a motor son los responsables del 90% de los contaminantes que son emitidos a la atmósfera y la mayoría de los autobuses tiene motores diesel, que producen altas emisiones", añade.

Características

El vehículo mide 12 metros y tiene capacidad para 63 personas, una de ellas en silla de ruedas, y está previsto que cubra un trayecto de 33 kilómetros en la capital paulista. Su puesta en marcha es fruto del Proyecto Autobús Brasileño a Hidrógeno, desarrollado por el Gobierno nacional y la EMTU, con un costo de unos 31 millones de reales, algo menos de 16 millones de dólares al cambio actual.

El bus híbrido tiene autonomía para 300 km con el uso del hidrógeno. Si es necesario, puede realizar hasta 40 km sólo con la energía almacenada en las baterías.  Puede ser utilizado sólo con la pila de combustible, sólo con las baterías o de modo simultáneo. Dispone de una capacidad de 45 kg de hidrógeno en nueve tanques, y presenta una media de consumo de 15 kg cada 100 km.