Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

SALE AL MERCADO EN MODALIDAD DE ALQUILER

La primera furgoneta de serie propulsada por batería eléctrica saldrá el próximo año de la fábrica de MB

Con una autonomía que puede alcanzar los 130 kilómetros, está pensada para trayectos cortos interurbanos

martes 27 de julio de 2010, 01:00h

"El motor de esta furgoneta es tan silencioso que necesitaríamos nuevos oídos para escucharla". La frase, de Sascha Paasche, jefe de Desarrollo de Mercedes-Benz Vans, puede sonar excesiva, pero las pruebas realizadas por NEXOTRANS.com dejaron en evidencia que el silencio es una de las virtudes destacadas de la Vito E-Cell. Además, la frenada, el arranque y los cambios de marcha son casi imperceptibles.

Sin embargo, y como su nombre lo indica, el principal atractivo de este vehículo es su sistema propulsor libre de emisiones tóxicas, lo que elimina cualquier tipo de limitación de acceso a los cascos urbanos que cuentan con ‘zonas verdes’.

Con una velocidad máxima de 80 km/hora, una autonomía que puede alcanzar los 130 kilómetros y una carga útil de 900 kg. (siendo la capacidad de la Vito no eléctrica de entre 1.000 y 1.100 kg), el vehículo que saldrá al mercado será el resultado de cuatro años de pruebas dinámicas con distintos clientes, en los que cada furgoneta habrá recorrido cerca de 80.000 kilómetros. Actualmente, se preparan 100 unidades que irán destinadas a clientes finales en Alemania (50 parar Berlín y 50 para Stuttgart), mientras que España y otros países comenzarán a recibir las primeras unidades el próximo año. Los vehículos sólo serán entregados a clientes en modalidad de alquiler, y si bien se calcula una vida útil de 10 años para las baterías, el periodo inicial se ha establecido en cuatro años, tras lo cuál se analizará el estado de la batería (desarrollada, al igual que el motor, de forma conjunta con Magna Electronics, si bien Mercedes-Benz cuenta con una planta para producir sus propias baterías de alto voltaje) para la prolongación de los contratos. El alquiler de los vehículos será "a pleno servicio", lo que incluye el mantenimiento y reparación de todos sus componentes.

Características técnicas

El motor de la Vito E-Cell alcanza una potencia constate de 60 kW y una potencia máxima de 70 kW, siendo el par motor de 280 Nm. Dado que en los electromotores el par motor completo está disponible por principio desde el arranque, esta furgoneta es capaz de desarrollar la misma dinámica de marcha que una Vito diésel. La transmisión se efectúa directamente a las ruedas delanteras mediante un reductor, desarrollado especialmente para este vehículo.

A fin de ahorrar espacio para las baterías, y a diferencia de los demás modelos de la serie, la tracción de la Vito E-Cell se aplica a las ruedas delanteras, representando un desarrollo nuevo y exclusivo de la Vito eléctrica, con excepción de unos cuantos componentes adoptados del tren de rodaje de la Vito 4x4.

Las baterías se encuentran debajo de la superficie de carga. Los acumuladores de corriente utilizados son baterías de iones de litio especialmente potentes, con alta densidad de energía y una tensión nominal de 360 voltios. La capacidad de las baterías es de 36 kWh, mientras que para la operación del vehículo se dispone de 32 kWh. El paquete de baterías se compone de 16 módulos (también se podría decir que funciona con 16 baterías interconectadas) con un total de 192 células. Para evitar pérdidas de corriente, así como peligros causados por personas ajenas al vehículo, el sistema de seguridad 'Watchdog' vigila el sistema eléctrico y desconecta la red de alto voltaje al aparcar la furgoneta. Por otra parte, se han realizado numerosas pruebas de choque (frontal, lateral y oblicuo) para asegurarse de que el paquete de baterías se encuentra en un lugar seguro.

Carga del vehículo

La carga de las baterías resulta fundamental a la hora de hablar de electromovilidad, y existe una idea generalizada de que el tema de la recarga, en cuanto a la falta de infraestructuras y el tiempo que tarda, es el principal escollo que enfrentan este tipo de vehículos. Ante esta situación, la respuesta de la marca alemana se llama ‘Smart Charge Comunication’, un sistema de gestión inteligente de la recarga que permitirá al cliente decidir cuándo y dónde recarga su vehículo optimizando así sus costes (por ejemplo optando por una recarga nocturna, más económica, o ampliando los puntos de recarga mediante la ‘Wall Box’, una caja de conmutación que puede montar un electricista y que permitiría recargar el vehículo en los talleres de reparación o en cualquier estación pública de recarga). En cuanto al tiempo que tarda, desde Mercedes-Benz aseguran que la batería se recarga completamente tras un máximo de seis horas en caso de hacerse a través de una red de 380/400 voltios. En caso de necesidad, la Vito eléctrica también se puede recargar mediante un cable adicional a través de la red de 230 voltios, usando un enchufe convencional, si bien con ello se duplica el tiempo de recarga.

Finalmente, y con objeto de proporcional una mayor autonomía a la furgoneta, sus baterías son alimentadas adicionalmente durante la marcha mediante la recuperación de la energía de frenado en forma de corriente eléctrica. La recuperación se verifica no sólo al pisar el pedal de freno, sino también la hacer marchar el motor de retención y al desacelerar. Todo ello ocurre en conjunción con el nuevo sistema ESP.