Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

El sector de operadores logísticos vuelve a crecer, con un incremento de facturación del 1,5% en 2010

lunes 11 de abril de 2011, 01:00h

Tras disminuir en 2009, el volumen de negocio agregado de los operadores logísticos creció un 1,5% en 2010, hasta los 3.475 millones de euros, gracias a la reactivación de la producción en algunas de las principales ramas industriales clientes y a la creciente subcontratación del almacenamiento de mercancías y operaciones asociadas.

Estas son algunas conclusiones del estudio 'Sectores', publicado recientemente por DBK, empresa española especializada en la elaboración de estudios de análisis sectorial y de la competencia participada por Informa D&B, compañía del Grupo CESCE líder en el suministro de información comercial, financiera y de marketing en España y Portugal.

Según DBK, el volumen de negocio de los operadores logísticos creció un 1,5% en 2010, que contrasta con el descenso del 8,5% contabilizado en el año anterior. Este mejor comportamiento se sustenta en el favorable comportamiento de algunos de los principales sectores clientes, como el de automoción, el de alimentación o las industrias textil y del calzado, cuya producción se vio impulsada por el crecimiento de las exportaciones.

La facturación agregada de los operadores logísticos alcanzó los 3.475 millones de euros, considerando la actividad de almacenaje de mercancías y las operaciones asociadas realizadas sobre la carga almacenada (manipulación, transporte y distribución) y excluyendo la facturación por servicios no asociados a operaciones de almacenaje.

La actividad de almacenaje y manipulación de mercancías en almacén continuó mostrando un dinamismo algo superior al del conjunto del mercado, gracias a que el objetivo de reducción de costes y de aumento de la eficiencia siguió impulsando la subcontratación del servicio, que aún cuenta con un significativo potencial de crecimiento. Esta área de negocio pasó a representar el 43% del volumen de negocio total.

En cambio, la facturación derivada de la actividad de transporte de las mercancías en depósito, que soporta una mayor presión sobre los precios, se mantuvo estancada. A pesar de registrar un crecimiento algo inferior a la media del mercado, siguió destacando la logística de productos de alimentación y bebidas, que absorbió algo más de la tercera parte de los ingresos totales. Le siguen en orden de importancia los segmentos de automoción y componentes, y de maquinaria eléctrica/electrónica y electrodomésticos.