Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

Unicef Comité Cataluña y la Fundación MRW promueven la escolarización de niñas en Burkina Faso

La Fundación MRW aportará 100.000 € para la construcción de una residencia para adolescentes

lunes 03 de octubre de 2011, 01:00h

La Fundación MRW Red de Emociones y Unicef Comité Cataluña han firmado un acuerdo de colaboración para promover la construcción de una residencia comunitaria para 200 niñas adolescentes en Burkina Faso, país en el que Unicef lleva a cabo desde hace años diferentes programas de cooperación.

En concreto, la Fundación MRW invertirá 100.000 euros en el programa de Unicef, con los que contribuirá a financiar la construcción de la mencionada residencia. El objetivo final de este proyecto es la promoción de la cultura y la educación de niñas, en transición de la escuela primaria a la secundaria, que viven en las zonas rurales de este país africano, y a la vez protegerlas de la violencia y los matrimonios forzados.

La residencia comunitaria dispondrá de instalaciones de agua y saneamiento para asegurar la higiene de sus residentes. Además se llevarán a cabo campañas de sensibilización a favor de la escolarización de las niñas, se pondrá en marcha un proyecto de formación a madres educadoras para que puedan dar apoyo a las niñas y se involucren de forma activa en su vida cotidiana y se proveerá de materiales educativos.

Burkina Faso

Burkina Faso es uno de los países más pobres del mundo, situándose en el número 161 de 169 naciones, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo 2010. El 77,3% de la población de este país vive de la agricultura de subsistencia en un suelo con pocos recursos naturales y la esperanza de vida es de 53 años. Además es uno de los países que registra peor índice de escolarización, ya que únicamente 2 de cada 5 niños terminan la educación primaria.

El proyecto de Unicef, apoyado por la Fundación MRW, garantiza un entorno seguro y con acceso a saneamiento para las adolescentes, y contará con el apoyo de 30 profesoras que ayudarán a las niñas en la realización de sus tareas, y 50 miembros de la asociación de madres educadoras que proporcionarán acompañamiento social, cultural y psicológico.