Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

Cargobull se pone de pie y deja atrás la crisis: 36.053 vehículos fabricados en 2010-11 y 35 millones de beneficios

Con una producción casi triplicada y un volumen de negocios duplicado, un elemento clave es la reinversión

viernes 07 de octubre de 2011, 01:00h

Es probable que el pasado 31 de marzo se alzaran muchas copas en las instalaciones de Schmitz Cargobull. El cierre del año fiscal trajo para la compañía germana inmejorables noticias: 1.270,3 millones de euros en facturación (casi el doble que en 2009-10) y unos beneficios antes de impuestos de 35 millones de euros. Con estas cifras el número de empleados creció de 3.239 a 4.476.

Gran parte del éxito de la compañía —un 49,6% si se atiende a la facturación— proviene de los frigoríficos, mientras que un 24,3% corresponde a lonas correderas, un 4,8% a bañeras, volquetes y basculantes y el resto a  otros segmentos, como piezas de recambio. Por otra parte, Schmitz Cargobull mantiene su posición de liderazgo tanto dentro como fuera de casa, si bien es en Alemania donde ostenta unas cuotas de mercado más alejadas de su competencia (80% en frigos, 38% en lonas correderas, 41% en bañeras basculantes y 22%  en portacontenedores).

En este escenario, los responsables de la marca no se plantean metas pequeñas. Ulrich Schöpker, miembro de la Junta Directiva, explica que la estrategia a seguir hacia 2016-17 es alcanzar los 2.700 millones de euros de facturación. "Estamos inmersos en un proceso nuevo y hacia allá queremos ir", reflexiona. En cuanto a las unidades fabricadas, para este año se preven 49.000 unidades, mientras que el objetivo para 2016-17 son 75.000. "Para alcanzar estos crecimientos tenemos que ser una empresa muy saneada", continúa Schöpker, algo que, afirma, también es materia superada, con un porcentaje de capital propio del 57% y el ya mencionado margen de beneficios  de 35 millones de euros. "No hay ningún fabricante en Europa que esté en esta posición tan fuerte o que haya podido conseguir este margen", asegura.

Schöpker destaca que un elemento clave en el éxito de la compañía es la reinversión de parte del capital, que este año alcanzará los 25 millones de euros. "Lo hacemos por estatutos internos", señala. Por otra parte, los directivos relacionan el éxito de Schmitz Cargobull con el hecho de que hace mucho que dejó de ser sólo un fabricante de semirremolques, dándole cada vez más importancia a los servicios alrededor del semirremolque (financiación, servicios telemáticos y de datos, contratos de mantenimiento y reparación, contratos especiales, red de servicios, etc).

Schmitz Cargobull en España

Miguel Iglesias, director comercial en España de Schmitz Cargobull Ibérica, fue el encargado de ofrecer un repaso de la situación de la marca en nuestro país, uno de los mercados europeos con las tasas más altas de transporte por carretera, por tanto vital para el fabricante, y donde ha logrado cuotas del 21,9% en semirremolques, 36,9% en frigos y 29,3% en lonas.

Este escenario ha sido posible, según explica Iglesias, gracias a una tecnología innovadora de vehículos que ofrecen ventajas diferenciadas para los clientes, que se pueden resumir en cuatro puntos:
- Aumento de la carga útil: Serie-lonas S.CS X-Light y nueva generación de eje Rotos Plus;
- Ahorro de tiempo: Sistema de lonas innovador SMP (la carga lateral es libre de paso);
- Ahorro de combustible: Medidas de reducción de la resistencia aerodinámica y rodadura;
- Transporte eficiente: Nuevos conceptos de vehículos para un mayor transporte de volumen y menor impacto ambiental.

Finalmente, Iglesias hizo referencia a los objetivos de la compañía en España, tan agresivos como los planteados para el exterior: alcanzar un 40% del mercado total de semirremolques en 2016, para lo cual se contempla la llegada de nuevos productos, además de lograr una introducción total en los mercados de los basculantes S.KI y los portacontenedores S.CF.