Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

LAS MUJERES NO VALORAN TANTO EL ESTATUS DE UN VEHÍCULO PROPIO

Se realiza en Guipúzcoa el primer estudio de un sistema de transportes desde una perspectiva de género

La consultora Novadays se planteó la pregunta: ¿En qué piensan las mujeres cuando cogen el autobús?

miércoles 16 de noviembre de 2011, 01:00h

La empresa de investigación y consultoría Novadays, especializada en políticas, programas, proyectos y servicios de interés público, ha realizado recientemente el primer estudio de un sistema de transportes —el de Guipúzcoa— desde la perspectiva de género, es decir, de la mujer.

El estudio encargado a Novadays ha sido promovido por la Autoridad Territorial del Transporte de Guipúzcoa (ATTG), respondiendo a su preocupación por la mejora y la igualdad en este ámbito, contando también con la subvención de Emakunde (Instituto Vasco de la Mujer). Las respuestas se han obtenido a través de encuestas, entrevistas personales y grupos de trabajo.

"Muchas son las campañas que desde los ayuntamientos y comunidades autónomas se lanzan cada año para animar a los ciudadanos a usar el transporte público", comenta María Izaguirre, directora de Consultoría de Novadays. "Sin embargo, me atrevería a plantear si los gestores de la movilidad y los consultores del transporte conocen, o conocemos, las motivaciones y las necesidades de los potenciales usuarios. Y en concreto, me atrevería a plantear esta pregunta: ¿Sabemos lo que piensan del transporte el grupo más numeroso y homogéneo de sus clientes y potenciales clientes: las mujeres?".

"Son muchos los ámbitos en los que hombres y mujeres piensan diferente por su naturaleza y sus costumbres, aún a riesgo de caer en estereotipos", continúa Izaguirre. "Es la forma de percibir lo que marca la diferencia, la importancia y el valor atribuido a cada situación o aspecto encontrado en el día a día. Así pues, en el mundo del transporte no podría ser de otra manera". Pese a ello, la directora de Consultoría de Novadays reconoce que hasta ahora "no se pensaba en la posibilidad de que los servicios de transporte fuesen percibidos de manera distinta entre hombres y mujeres o, incluso, era algo tan evidente que no se ha parado a reflexionar acerca de ello".

Resultados del estudio

A diferencia de los hombres, la mayoría de las mujeres no dan tanta importancia al estatus que ofrece la posesión y consecuente posibilidad de conducir un vehículo; motivo por el que la elección de la mujer para desplazarse en el día a día suele declinarse —preferentemente— por el transporte público. Los porcentajes de utilización del transporte público indican la mayor utilización que de él hacen las mujeres, sobre todo en lo que se refiere a desplazamientos habituales. Además, el hecho de que, en la generalidad de los hogares con un único vehículo, sean los hombres los que tienen prioridad sobre el coche, contribuye al mayor uso del transporte público por parte de las mujeres.

También, las pautas de movilidad entre hombres y mujeres son diferentes, se puede decir que los hombres y las mujeres se desplazan de distinta manera: las distancias recorridas y los tiempos empleados en los desplazamientos por las mujeres son menores que los que recorren y emplean los hombres, lo que indica una mayor dependencia del transporte público y, por tanto, la necesidad de realizar sus desplazamientos en el entorno cercano.

Las mujeres tienen una gran movilidad asociada al entorno familiar y social, son las proveedoras del hogar y las encargadas de dar apoyo a los otros miembros del núcleo de convivencia; esta situación, añadida a la ocupación laboral (si existe) y al dinamismo en el tiempo de ocio, hace que en la mayoría de los casos se hable de muchos y variados desplazamientos diarios, pudiendo confirmar que las mujeres tienen una gran movilidad, se desplazan con asiduidad y por muy diferentes motivos, lo que provoca que lo hagan en una mayor amplitud de horarios que los hombres.

La comodidad es un factor bastante valorado por las mujeres, quien, en numerosas ocasiones, utilizan el transporte público para acompañar a los niños al colegio. Por esto son muy valorados aspectos, ya no de horarios y rutas, sino otros a los que tradicionalmente no se había prestado tanta atención: el confort, el espacio y el mobiliario para que los pequeños puedan viajar lo más fácil y cómodamente posible.

Otro aspecto que tienen en cuenta las mujeres a la hora utilizar el transporte público es la seguridad, necesitan sentirse seguras tanto en paradas y estaciones (que estén lo suficientemente iluminadas y concurridas) como durante el trayecto.