Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

El gobierno vasco trata de redefinir el sistema de transporte público en toda la comunidad autónoma

El objetivo es que autobuses urbanos, interurbanos, tranvía, metro y tren se coordinen de manera eficaz

lunes 23 de enero de 2012, 01:00h

El gobierno vasco trata de redefinir el sistema de transporte público en toda la comunidad autónoma para crear una red en la que todos los medios —autobuses urbanos, interurbanos, tranvía, metro y tren— se coordinen de manera eficaz, tomando el ferrocarril como eje vertebral.

Según ha publicado el diario El Correo, todo esto se recoge en el Plan de Movilidad Sostenible que el Ejecutivo de Vitoria está redactando y que será aprobado durante el primer semestre de este ejercicio. A juicio de los actuales gestores de la consejería de Vivienda, Obras Públicas y Transportes que dirige Iñaki Arriola, este documento "no ha cumplido con los objetivos" ya que ni ha logrado reducir el uso del vehículo privado ni ha conseguido "desacoplar el crecimiento económico de la demanda de transporte, también de mercancías". Además, el futuro plan establecerá la creación de órganos de evaluación que, utilizando criterios objetivos, medirá el éxito o fracaso de las medidas implantadas.

Puede hablarse de un triple objetivo: mejorar la eficiencia energética, también la económica en la gestión, y facilitar a los usuarios una red de transportes que satisfaga mejor sus necesidades. Desde Transportes ponen como ejemplo la redefinición de las líneas de autobuses urbanos en Vitoria tras la implantación del tranvía, mediante la cual se evitaron duplicidades y se buscó que ambos servicios se complementaran.

Un elemento clave para lograr un servicio en red eficiente es la integración tarifaria, que supone ir un paso más allá de los actuales instrumentos de pago común como es el Creditrans en Vizcaya o la BAT en Vitoria. La integración implica, por ejemplo, "dividir cada territorio en varias zonas y propiciar saltos de una a otra con un mismo precio", explican desde Lakua. En este sentido, ya existe una comisión en el Consorcio de Transportes vizcaíno (CTB) —impulsada por el Ejecutivo autonómico y en la que también participan el Ayuntamiento de Bilbao y la Diputación de Vizcaya— con el fin de propiciar una integración real y no sólo un sistema de pago común entre los distintos medios de transporte.

Complementariedad, no competitividad

El plan que está elaborando el Gobierno vasco contempla además la creación, en el seno de la Autoridad de Transporte de Euskadi, de un grupo de trabajo de coordinación de servicios, siempre desde la premisa de contemplar el ferrocarril —tren, metro y tranvía— como eje vertebral. "El transporte por carretera debe complementar esa red, nutriéndola y generando una relación de complementariedad, no de competitividad", explican desde el Ejecutivo.

La coordinación derivará también en un escenario de eficiencia económica, no sólo porque se incrementarán los viajeros, sino porque diferentes medios dejarán de competir para pasar a ser complementarios. Naturalmente, el transporte público siempre será deficitario y así se asume, pero la mejora en la eficiencia, según la tesis del Gobierno vasco, reducirá el volumen de los números rojos y contribuirá a mejorar la competitividad del territorio.