Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

Recomendaciones para los conductores ante situaciones climatológicas adversas de MSantos Esfor

jueves 23 de febrero de 2012, 01:00h

Manuel Santos, director de la escuela de formación de conductores profesionales, MSantos Esfor, nos desvela qué aspectos tienen que tener en cuenta los conductores ante situaciones climatológicas extremas. Manuel Santos declara que ‘una de las cosas que siempre hay que tener clara es el tipo y estado de los neumáticos’.

"Si llevamos siempre los mismos neumáticos cuando el clima es adverso, con nieve, hielo y lluvia, es de esperar que tengan un comportamiento crítico debido al errático coeficiente de adherencia. Hay que cuidar especialmente que la profundidad de dibujo sea por lo menos de 1.6 mm. y en caso de nieve de 2 mm. o más. Esto es válido también para neumáticos de invierno, y para cualquier tipo de vehículo: camión, coche, furgoneta, incluso, para moto y bicicleta".

Manuel Santos enfatiza que la conducción siempre debe ser anticipativa para estar preparados, lo cual significa estar al tanto de los informes climatológicos especialmente en invierno, y llevar elementos de abrigo en el coche cuando se va a atravesar una orografía adversa. Un tercer punto fundamental es el de la conducción misma, y la palabra clave es ser prudente, concepto que aglutina varios protocolos. Desde evitar zonas de riesgo hasta poner las cadenas a tiempo, y sin obstaculizar el tráfico. Tener claro que hay que mantener la distancia de seguridad respecto de los otros vehículos y que cuando se estén usando las cadenas, evitar los grandes movimientos y frenar de manera radical porque puede haber otro problema, la entrada del ABS (sistema de frenado antibloqueo).

Para las furgonetas y transporte pesado en general, conducir en condiciones de nieve y lluvia es algo más difícil por el mayor peso que exige más control, pero "es mejor que sobre hielo circulen con carga, para generar más adherencia, y si van vacíos es conveniente elevar los ejes. Además, sería más adecuado que los camiones cargados pasen antes que otros vehículos cuando se echa sal sobre la carretera porque esparcen mejor gracias a su peso. Esto último va para quienes planifican los cierres de carreteras a causa del hielo".