Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

ASAMBLEA GENERAL DE ASINTRA

Asintra desarrolla 10 puntos clave que afectan el futuro del transporte de viajeros por carretera

Entre los puntos está la morosidad de las Administraciones Públicas y el proceso concursal de los contratos de gestión

sábado 31 de mayo de 2014, 02:00h

Durante la última Asamblea General de Asintra (Federación Española Empresarial de Transporte de Viajeros por Carretera), el presidente de la federación, Rafael Barbadillo, ha desarrollado 10 puntos clave en un informe en el que destaca la situación del sector y algunas medidas para remontar la crisis.

Rafael Barbadillo, presidente de Asintra.
Rafael Barbadillo, presidente de Asintra.

Entre los puntos desarrollados por Barbadilo en su intervención se encuentra en primera medida, la morosidad de las Administraciones Públicas. Al respecto, el presidente de Asintra señaló que aunque el plan de pago a proveedores “contribuyó de forma extraordinaria a reducir la morosidad de las Administraciones Públicas con el transporte de viajeros por carretera, disminuyendo las tensiones de tesorería de las empresas, no ha sido suficiente para que las Administraciones Públicas se pongan al día, ni tampoco ha servido para evitar que la deuda de éstas vuelva a crecer una vez finalizado el citado plan”.

ASINTRA urge tomar medidas para que estas prácticas de algunas administraciones no se repitan constantemente. Barbadillo también sacó a colación la puesta en marcha de la reforma del Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT), cuya tramitación se iniciará en breve con la presentación del proyecto al Comité Nacional de Transporte por Carretera. Al respecto, indicó que Asintra “considera que el contenido que salga de las negociaciones que se mantengan con el Ministerio de Fomento podría ser incluso más determinante que la propia LOTT, especialmente en lo que a gestión de contratos de servicio público de transporte regular de uso general se refiere”.

Asimismo, detalló que esta reforma “debe aprovecharse para introducir la necesaria flexibilidad de este tipo de contratos para adaptarlos a la demanda real, el establecimiento de las necesarias compensaciones por las obligaciones de servicio público, así como para recuperar la necesaria unidad de mercado, reducir las cargas administrativas y establecer una mayor coordinación entre modos de transporte”.

Igualmente, recordó que está pendiente la publicación de la Orden de Contabilidad Analítica en el Boletín Oficial del Estado, “que contribuirá a dar una mayor transparencia al sistema concesional”. El presidente de Asintra considera que debería implantarse una medida similar en el ferrocarril y aseveró que quedan pendientes de elaboración la Orden Ministerial de Condiciones Generales de Contratación en el transporte regular de uso general, y la Orden Ministerial sobre Autorizaciones de Transporte, que previsiblemente elevará los requisitos de acceso al mercado.

“Para Asintra, todas estas reformas, junto con la judicialización del proceso concursal, están generando una situación de incertidumbre e inseguridad jurídica que conviene despejar cuanto antes, especialmente en un sector tan regulado como éste, donde el marco normativo juega un papel determinante en la vida de las empresas. Este inestable escenario está paralizando la puesta en marcha de proyectos de inversión con las negativas repercusiones para el empleo”.

La revisión tarifaria de los servicios regulares de titularidad del Ministerio de Fomento del año 2014, la cual “debía haberse realizado el 1 de abril”, el Transporte regular de uso especial y turístico, con un transporte discrecional, que “precisa de una mayor atención por parte de las Administraciones”, el Transporte urbano, que necesita una “Ley de Financiación del Transporte Urbano, que asegure a autoridades municipales, operadores y usuarios los medios necesarios para prestar un servicio que en muchas ocasiones trasciende del interés puramente local”, el reglamento General de Circulación, la competencia del operador público Renfe, las posibilidades que las tecnologías de la información y comunicación ofrecen para potenciar el uso del autobús en todas sus modalidades, y la inversión en infraestructuras, fueron otros de los puntos tratados por el presidente de Asintra en la Asamblea general.

Datos del Sector

Durante la Asanmble a General de Asintra se expusieron importantes datos del sector como que el año 2013 ha sido el más duro para el transporte de viajeros por carretera desde que comenzó la crisis, presentando las mayores caídas de la demanda, cifradas en un -14% en transporte regular, un -31,9% en el discrecional, un -4,2% en el regular de uso especial y un -14% en transporte urbano. Esta tendencia ha continuando en el primer trimestre de este año, lo que está provocando un exceso de oferta y el envilecimiento de los precios. Para asintra, los motivos de este descenso son, por un lado, la alta tasa de paro que tiene como consecuencia una menor movilidad y la aparición de nuevos competidores, como son los servicios ferroviarios con tarifas especialmente bajas y, por otro, las fórmulas de consumo colaborativo pendientes de regulación, que están captando una parte importante de la demanda. Asimismo, la federación analizó el cierre de empresas de transporte de viajeros que el pasado año se situó en 159 con una reducción del parque que ascendió a 2.152 unidades, quedando por tanto configurado el sector por 3.507 empresas y 38.659 vehículos.

Por otro lado, la cifra de matriculaciones de autobuses y autocares sigue descendiendo. El pasado año se matricularon 1.395 unidades, lo que representa un descenso del 1,55% en comparación con las registradas en el año 2012, o del 38% si lo comparamos con las de 2011, lo que pone de manifiesto que el parque de autobuses está envejeciendo, motivo por el cual se hace necesario poner en marcha el plan especial de financiación con el apoyo del Banco Europeo de Inversiones, que fue anunciado por la Ministra de Fomento a finales de 2013, similar al que se estableció en los años 2009 y 2010, que permitió la renovación de 755 autobuses. “Este Plan estimularía el rejuvenecimiento del mercado, ayudando además al importante sector carrocero y fabricante, contribuyendo a la introducción de vehículos más seguros y eficientes desde el punto de vista energético y medioambiental, con los consiguientes efectos fiscales positivos para la Administración”, señaló Barbadillo.