Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com
El Sector está en contra del peaje de Etzegarate

El Sector está en contra del peaje de Etzegarate

10 millones de euros es la cifra necesaria para poner en marcha el peaje. La Diputación de Guipúzcoa ya ha presupuestado esa cantidad para su implatanción

viernes 01 de enero de 2016, 07:00h
El transporte es una actividad fundamental de nuestra economía que interconecta a todo el resto de sectores de actividad y como tal es un colosal termómetro de la evolución de la crisis. En Guipúzcoa han desaparecido, desde 2008, 813 empresas, es decir casi un 30% de empresas en menos de siete años. Se dice pronto, pero son muchas empresas, muchos trabajadores y muchas familias que han tenido que cerrar por ruina. En Guipúzcoa se han destruido 4.500 puestos de trabajo y en el Estado hay 130.000 empleos menos en el sector del Transporte.
También la antigüedad de flota de camiones muestra claramente la magnitud de la crisis que estamos atravesando con una media de 12 años para los camiones rígidos y casi ocho para los tractores. Las causas de esta debacle llevan arrastrándose con anterioridad incluso a la crisis económica mundial surgida a finales de 2008:


    • El impacto del dumping social ejercido por empresas extranjeras que cuentan con trabajadores cuyos costes son mucho menores que los de los trabajadores autóctonos y también, no hay que olvidarlo, por las empresas de aquí que se han deslocalizado, para competir con costes salariales y fiscales más bajos que los nuestros.

    • La imposibilidad, debido a esta competencia desleal, de repercutir las subidas de costes a los precios de transporte, que, unido a la fuerte fluctuación del precio del carburante, ha estado asfixiando durante años a las empresas descapitalizándolas.

    • Los prolongados plazos de pago, que actualmente se sitúan en una media de 90 días, a pesar de que la norma que los rige obligue a pagar en 30 días y en 60 si hay pacto expreso, ya que el incumplimiento no conlleva sanción alguna.

    • Estos larguísimos plazos de pago unidos a la falta de financiación tanto del activo circulante como de la inversión han ahogado literalmente a las empresas, máxime en una actividad en que la renovación de flota debe ser fundamental y constante, por criterios de eficiencia, medioambientales y de seguridad.

    • Todo esto unido a la gran reducción de la demanda de transporte provocada por el desplome de la economía ha generado una situación insostenible a muchas empresas que no han tenido otra alternativa que cerrar y las que quedan afrontan el futuro empobrecidas y con falta de recursos para hacer frente a la competencia desleal.




Reunión con la Administración


Este es el preocupante contexto que vive el Sector y así lo ha expuesto Guitrans a la Diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, en un encuentro reciente para explicar el porqué de su rechazo a la implantación de un peaje en Etzegarate. El Sector no puede asumir más costes dada la dificultad que tiene para repercutirlos y poner peajes en una vía neurálgica de nuestra red de carreteras que supone la conexión con Francia y con la Meseta es poner de nuevo el transporte en la picota, perjudicando más a los transportistas guipuzcoanos, ya que el impacto de un peaje en una vía tan utilizada por los transportistas guipuzcoanos es mucho mayor para ellos que para los foráneos. Tampoco se pueden asumir subidas de tarifas del 3,5% en los peajes ya existentes, máxime teniendo en cuenta que el transporte queda fuera de las bonificaciones por ser usuario habitual y además no puede repercutirlo en la tarifa, con lo cual se convierte no en coste, sino en pérdida.