Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com
Un autocar recorre una carretera.
Ampliar
Un autocar recorre una carretera.

Confebús reconoce el esfuerzo del Mitma y le insta a seguir trabajando por el Sector

Siguen pendientes medidas para las empresas que prestan servicios escolares y discrecionales, sobre las que planea una seria incertidumbre de supervivencia

jueves 09 de julio de 2020, 07:00h
En el Consejo de Ministros celebrado el 7 de julio, se aprobó un nuevo paquete de medidas de reactivación económica para hacer frente al grave impacto del Covid-19 en el transporte público de viajeros por carretera, que ha sido fruto del diálogo constante y permanente con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), que se inició incluso antes del estado de alarma, cuando se empezaron a sentir los primeros efectos del coronavirus en el sector a finales de febrero.

Confebús quiere agradecer a la Administración los esfuerzos que está realizando para adoptar medidas que ayudarán a la supervivencia de un sector que se ha visto gravemente castigado por la drástica reducción de la demanda durante el estado de alarma

Confebús lanzó su primera batería de propuestas a principios de marzo, entre las que se incluían muchas de las que ya se han ido materializando fruto del diálogo, como: el Fondo Covid-19 para financiar el déficit adicional que ha sufrido el transporte público de financiación y titularidad autonómica; el reequilibrio económico de los contratos de gestión de servicios públicos de transporte interurbano de autobús de competencia estatal; la moratoria en el pago de las cuotas de préstamos, leasing y renting de vehículos de transporte público; la prórroga de la validez de las ITV de los autobuses; o las líneas de financiación para dotar de liquidez a las empresas, entre otras.

En este sentido, la Confederación quiere agradecer a la Administración los esfuerzos que está realizando para adoptar medidas que ayudarán a la supervivencia de un sector que se ha visto gravemente castigado por la drástica reducción de la demanda durante el estado de alarma, de entre el 90% y el 100% en el caso de las empresas dedicadas al transporte turístico y escolar, y cuya recuperación no se prevé hasta enero de 2022. Además, según se recoge en el ‘III Barómetro Confebús’, más del 52% de las empresas de autobuses reconoce no poder seguir operando más allá de los próximos seis meses, por lo que Confebús va a seguir trabajando para que otras medidas urgentes y necesarias para el sector salgan adelante.

En el caso del transporte escolar, con un cese total de la actividad desde marzo y, en consecuencia, de los ingresos en las empresas, la Confederación ha demandado que se realice el pago de los contratos suscritos con la Administración para el transporte a centros públicos para este curso lectivo de forma urgente, como medida para inyectar liquidez a las empresas, así como la prórroga para los próximos dos años del contrato, lo que permitiría aliviar la difícil situación financiera a la que están abocadas las empresas que prestan este tipo de servicios, que son principalmente pequeñas y medianas empresas de componente familiar.

Por otro lado, el impacto de la grave crisis económica en las empresas de transporte en autobús hace imprescindible la extensión de los Ertes por causa de fuerza mayor, al menos hasta final de año, de lo contrario, podría suponer la destrucción de más de 30.000 empleos y la desaparición de más de 1.000 empresas del sector. Con una tímida reactivación de la actividad, las previsiones económicas para lo que resta de año distan mucho de ser optimistas.

Ayudas de la Unión Europea

Además, Confebús está trabajando para que el transporte turístico y discrecional sea beneficiario de las ayudas de la Unión Europea para el sector turístico y al Plan de Recuperación del Turismo que está elaborando el Gobierno. Finalmente, aunque ya ha sido anunciado, quedaría pendiente la concreción del fondo para compensar los déficits ocasionados por el estado de alarma en el transporte urbano, en el que actualmente están trabajando la FEMP y el Ministerio de Hacienda.