cabecera
    2 de abril de 2020

ENTREVISTA PERE PADROSA

El presidente de Astic considera que "las restricciones sí que pueden llevar a un frente común"

Padrosa alerta de que las limitaciones al tráfico podrían desembocar en el ahogamiento del Sector

Muchos han sido los frentes en los que ha tenido que lidiar Pere Padrosa desde que, en el ya lejano año 2002 llegase a la presidencia de Astic. Desde entonces, y de aquí a los próximos cuatro años, seguirá representando a las empresas del transporte internacional por carretera. Sus asociados han vuelto a entregarle su confianza hace escasas semanas, coincidiendo de pleno con una nueva 'crisis del gasóleo'.

P.- Tras su reelección como presidente, ¿cómo resumiría la línea de acción de Astic para los próximos cuatro años, qué asuntos centran la agenda de la Asociación?
R.- Cerramos un periodo de cuatro años turbulento, con una avalancha de normativa europea que nos ha supuesto cambios estructurales muy importantes. Es absolutamente necesario un plan de trabajo que nos permita recomponer nuestra situación como Sector y sobre todo como transporte internacional. Las medidas a emprender pasan por la mejora de las infraestructuras, con el establecimiento de corredores paneuropeos; la circunstancia tiene que variar también desde el punto de vista fiscal: afrontar el carburante como un ámbito energético clave para nuestro Sector. El tercer punto es el aspecto social: tenemos un acuerdo marco que hay que cerrar y ser valientes y establecer un convenio de armonización: para ser competitivos en el extranjero necesitamos un entorno lo más claro posible en nuestro país.

P.- Astic se posiciona a favor de la fórmula del ‘peaje privado’, ¿mejoraría esta modalidad la calidad de la red viaria de una forma homogénea o se seguirían dando desigualdades entre unos puntos y otros, dependiendo de las respectivas recaudaciones?
R.- La solución sería no tener peajes. En junio entra en vigor la normativa Euroviñeta y debemos coger el toro por los cuernos, es decir, ver como afrontar esta Euroviñeta. En todo lo que sea una carga fiscal no tenemos un control sobre el retorno de esta inversión, en cambio si se trata de un tema de peaje, sabemos que el objetivo de la empresa privada encargada de esa infraestructura es mantenerla, por lo que sabemos que el retorno es sobre ella. Supongo que se continuarían dando desigualdades, pero todo esto necesita de un debate. Somos conscientes de que estas desigualdades en algunos casos son coherentes y en algunos no, por lo que habría que buscar el corregir estos últimos.

P.- El precio del gasóleo, superior por primera vez al de la gasolina, ¿acelera la necesidad de lograr un acuerdo con los cargadores para adecuar las tarifas del transporte?.
R.- Lo que hay que trasladar siempre es el coste al resultado final de la tarifa, es un mensaje muy claro pero cualquier acuerdo con cargadores es entre partes privadas, por tanto tiene una efectividad muy pequeña. Por ello alimentar este debate sólo para tranquilizar a la gente no tiene nada de bueno. Patronal y cargadores deben asumir que es bueno como declaración de intenciones que los costes hay que trasladarlos. Dicho este mensaje, yo puedo tener mis acuerdos particulares con mis cargadores y una tarifa flexible. Otro caso es que la Administración dijera, como en Francia, que es necesario establecer en factura en la que las partes lleguen a un acuerdo en cuanto al impacto del carburante en ese flete, si somos capaces de acercar posturas en este ámbito, perfecto. Pero son temas distintos.

P.- La situación actual, definida por el director general de Transportes, Juan Miguel Sánchez, como de 'crisis' ¿podría desembocar en una sucesión de huelgas en la carretera?
R.-
Si la situación es una cuestión de mercado, si somos realistas, no debiera. Pero hay cosas que no entiendo y me gustaría poner de manifiesto, y es que la Administración, en temas en los que tiene responsabilidad, ponga palos en las ruedas: me refiero en este caso a las autonómicas, en el caso concreto de las restricciones de circulación. Esto sí que puede llevar a un frente común en Cataluña o en alguna otra Comunidad. Esto sí que va directamente contra la línea de flotación, por lo demás yo no sería partidario.

P.- ¿Es la transferencia de competencias a las comunidades uno de los principales obstáculos?
R.- No quiero entrar a valorar la cuestión política. Lo que está claro es que una Administración, del ámbito que sea -local, provincial, estatal, o europea-, debe tener el nivel de responsabilidad suficiente para saber qué medidas pueden afectar a un sector o a un conjunto de la economía. Esa responsabilidad es la que reclamamos, no entramos a valorar el tema de las competencias. Sí pedimos que el sentido común impere ante una circunstancia de podría desembocar en el ahogamiento del Sector.

(Entrevista completa en edición impresa Nexotrans nº 250)

 

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

NEXOTRANS | Diario online de Información del Sector del Transporte

Grupo

NEXOTRANS.com es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto