cabecera
    29 de octubre de 2020

INNOVACIÓN Y SOSTENIBILIDAD

Wessex Water estrena en Reino Unido el primer autobús propulsado con desechos humanos y restos de comida

Bio-Bus es un proyecto de GeneCo que ya se encuentra en funcionamiento en la ciudad inglesa de Bristol

En el Reino Unido ya circula Bio-Bus, el primer medio de transporte impulsado por combustible hecho con desperdicios de comida y con desechos orgánicos. Los ingenieros encargados del proyecto creen que podría proporcionar una manera sostenible de abastecimiento de combustible para el transporte público, logrando un importante triunfo en la reducción de emisiones en zonas y ciudades contaminadas.

El vehículo de 40 plazas, que funciona con gas generado a través del tratamiento de aguas residuales y residuos de alimentos aptos para el consumo humano, ayuda a mejorar la calidad del aire en las ciudades, ya que produce menos emisiones que los motores diésel tradicionales.

Propulsado con productos de desecho que son tanto renovables como sostenibles, el autobús puede viajar hasta 300 km con un tanque lleno de gas generado en el centro de tratamiento de aguas residuales de Bristol, una planta a cargo de GeneCo, filial de Wessex Water.

La semana pasada GeneCo se convirtió en la primera compañía en el Reino Unido en comenzar a inyectar gas generado a partir de los restos de alimentos y de aguas residuales en la red de gas nacional. Al mismo tiempo, ha instalado una planta de repostaje de gas para el autobús.

El gerente general de GeneCo, Mohammed Saddiq, aseguró que "a través del tratamiento de aguas residuales y comida apta para el consumo humano estamos en condiciones de producir suficiente biometano para proporcionar un suministro importante de gas a la red nacional, capaz de suministrar energía a casi 8.500 hogares así como abastecer las necesidades de Bio-Bus".

"Los vehículos a gasolina tienen un papel importante que desempeñar en la mejora de la calidad del aire en las ciudades del Reino Unido, pero el Bio-Bus va más allá de eso al ser realmente propulsado por  las personas que viven en el área local, incluyendo posiblemente los propios usuarios del autobús".

"El uso de biometano de esta manera no sólo proporciona un combustible sostenible, sino que también reduce nuestra dependencia de los combustibles fósiles tradicionales", continuó.

El Bio-Bus puede viajar hasta 300 km con un tanque lleno de gas, que requiere los residuos de alrededor de cinco personas por un año.

Todos a bordo del Bio-Bus

El pasado 20 de noviembre, día de su estreno, los primeros pasajeros a subir a bordo del Bio-Bus fueron un grupo de visitantes del Reino Unido que se desplazaron desde el aeropuerto de Bristol a la histórica ciudad de Bath.

Bath Bus Company, que opera el servicio, destacó los beneficios medioambientales del vehículo, expresando su "extremo contento" con la posibilidad de utilizar el Bio-Bus para su creciente servicio A4 de Bath al aeropuerto a través del sur de Bristol.

Collin Field, director de ingeniería en Bath Bus Company, agregó que "se espera que unos 10.000 pasajeros viajen en el servicio A4 en un mes, que está disponible no sólo para los viajeros que vayan a coger un avión o vengan del aeropuerto sino también para viajes locales a lo largo de la ruta a través de Saltford, Keynsham, Brislington, Knowle y Hengrove".

"Como parte del grupo RATP Dev UK, esto representa la participación de RATP Dev en la última de una serie de iniciativas para ganar experiencia en combustibles alternativos, con empresas hermanas también experimentando con diferentes alternativas. La información que obtengamos será compartida con otras compañías de todo el Reino Unido y Europa", continuó.

"El momento de esta iniciativa no podría haber sido más apropiado, dado que nos acercamos a 2015, año en el que la ciudad de Bristol se convertirá en Capital Europea Verde". "Con tanta atención dirigida hacia la mejora de la calidad del aire en general, la reacción del público a la aparición de este autobús en un servicio entre una Ciudad Patrimonio de la Humanidad y un aeropuerto se centrará más en el potencial de este combustible en particular", finalizó.

El Bio-Bus ha recibido el apoyo de una serie de empresas, incluyendo al fabricante sueco de autobuses Scania y a Roadgas, GNC Services Ltd, Dampney’s Agri Environmental, Trant, Grontmij y AIR Decker, entre otras.

En 2010 GeneCo alimentó un coche con biometano producido durante el proceso de tratamiento de aguas residuales. El Bio-Bug fue utilizado en diversas pruebas para evaluar la viabilidad de alimentar un vehículo con gas de aguas residuales.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

NEXOTRANS | Diario online de Información del Sector del Transporte

Grupo

NEXOTRANS.com es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto