www.nexotrans.com

'Con disponibilidad, podríamos haber repetido las cifras de 2019'

'Con disponibilidad, podríamos haber repetido las cifras de 2019'
Ampliar

"El mercado de 2020 ha sido, sin duda, atípico por las especiales circunstancias que nos han tocado vivir", afirma José Luis López, director comercial de Midi Spain Automoción, la distribuidora oficial para España de Isuzu.

Jose Luis López
Ampliar
Jose Luis López

López entiende que "después de un 2020 para olvidar, con una caída del mercado acorde con la situación que nos ha tocado vivir, el año 2021 comenzó con buenas expectativas y con un empuje de mercado importante. Sin embargo, la crisis global de componentes, materias primas o transporte marítimo, que a nosotros nos afecta especialmente por ser vehículos producidos en Japón, ha impedido que el mercado haya recuperado los niveles de 2019. En mi opinión, el mercado está fuerte y, de haber habido disponibilidad suficiente de producción, podríamos haber retornado a los números de cierre de hace dos años".

Las cifras de su actividad en el mercado de 3,5 tn chasis cabina presentan un crecimiento de "un 20%, en línea con la evolución del mercado. Los resultados en términos de crecimiento han sido mejores en el segmento de Pick Up, donde hemos prácticamente duplicado nuestras ventas (+ 83%) en un mercado que apenas ha crecido un 5% respecto a 2020".

Gama

La gama Isuzu "está compuesta por vehículos industriales ligeros y por el Pick up D-Max, una evolución lógica para el que es uno de los grandes fabricantes japoneses de vehículos para el transporte de mercancías". José Luis López considera que "tenemos una de las gamas más completas de camiones ligeros del mercado, con vehículos en el segmento de 3,5 tn (dos versiones, la Light Duty con el M21 y la Heavy Duty con el L35, con opción de cabinas anchas y estrechas, para maximizar las alternativas y adaptarse a las distintas necesidades de transporte de cada cliente); 5,5 tn, 6,5 tn, 7,5 tn (con motorizaciones 3.0 o 5.2 l.); 9,5 tn, 11 tn y 14 tn, distintas distancias entre ejes y opción de caja de cambios manual o Robotizada NEES II fabricada por Isuzu".

El camión Isuzu se caracteriza "por la fiabilidad que ofrece el ser un producto 100% japonés en su manufactura, por sus reducidas dimensiones y su gran maniobrabilidad para el reparto en ciudad, y por sus contenidos gastos de explotación". La central "en Japón está trabajando arduamente para poder ofrecer vehículos industriales ligeros con tecnologías alternativas. No en vano, en marzo de este mismo año ha anunciado la creación de la nueva compañía 'Commercial Japan Partnership Technologies Corporation', formada en alianza por Isuzu Motors Limited, Hino Motors Ltd. y Toyota Motor Corporation. A través de esta nueva plataforma se trabajará conjuntamente y, entre otras cosas, en el desarrollo de vehículos eléctricos de batería (BEV) para el segmento de camiones ligeros de uso comercial. Ya en 2022 está previsto que comience la producción en Japón de estas unidades ligeras (BEVs)". A esto se suma que "durante los próximos años seleccionaremos las tecnologías de electrificación óptimas para vehículos comerciales, con el objetivo de comenzar la producción en serie y su comercialización en la década de 2030".

'Tenemos oferta diésel y eléctrica, y posibilidad de transformaciones locales'

Mientras tanto, "en el mercado europeo tenemos la alternativa de la transformación a camiones 100% eléctricos con un colaborador local; en Italia, por ejemplo, se han entregado muchas de estas unidades y también en España empezamos a entregar. Sin embargo, el alto coste de transformación y, sobre todo, el alto coste de las baterías y su aún reducida autonomía, los hacen inviables todavía para el transporte en general, quedando su uso muy restringido fundamentalmente a servicios públicos urbanos con poco recorrido diario".

Además de las transformaciones 100% eléctricas, "estamos ofreciendo la posibilidad de transformaciones locales a GLP; se trata de una transformación relativamente sencilla, con un coste muy contenido y que, sobre todo, ayuda a nuestros clientes que necesitan acceder a las grandes urbes con restricciones pues implica la obtención de la etiqueta ‘ECO’ de la DGT", comenta el director comercial.

Futuro

De cara al futuro, y dentro del marco de colaboración recientemente firmado, "junto a vehículos eléctricos de batería (BEV) se está trabajando también en la alternativa de camiones de célula de combustión (FCEV)". También López tiene su propia opinión sobre la vida del diésel en el mercado. En este sentido, "Isuzu como fabricante siempre ha estado a la vanguardia de las nuevas tecnologías; con el horizonte de alcanzar una sociedad de emisiones cero en 2050, cada industria debe realizar el mayor de los esfuerzos para alcanzar este objetivo, y para Isuzu esta es una tarea de la más alta prioridad. Pero el reto es mayor porque, según la visión de Isuzu, para que una sociedad alcance este objetivo de emisiones de gases cero se debe realizar una aproximación que denominamos 'Life-cycle Assessment' (LCA), es decir, con una visión global de la vida completa del vehículo. Si priorizamos la construcción de vehículos comerciales que reduzcan el impacto ambiental durante su vida de uso, pero a costa de incrementarlo durante otros procesos de la vida del vehículo como, por ejemplo, durante el proceso de fabricación, no lograremos alcanzar el objetivo de neutralidad del carbono".

Mientras tanto, y a la espera de desarrollar "tecnologías que permitan mayores rangos de autonomía, fundamental para la distribución, Isuzu tiene la firme determinación de seguir ofreciendo alternativas de transporte a sus clientes y, por ende, a todos los consumidores. Por eso, está haciendo un enorme esfuerzo en paralelo para seguir invirtiendo en el desarrollo de la tecnología diésel y cumplir con los parámetros que fijan las actuales normativas europeas anticontaminante, seguramente las más estrictas del mundo".

El Grupo Isuzu "se aferra a su misión, que es la de proveer una oferta estable de vehículos y soporte para maximizar su uso para todas las personas involucradas en la industria logística. A diferencia de otros fabricantes japoneses, que han decidido discontinuar su presencia en el mercado europeo del vehículo comercial ante la entrada en vigor de normativas cada vez más exigentes, Isuzu apuesta fuertemente por sus clientes europeos. Las importantes inversiones en desarrollo tecnológico permiten que puedan seguir ofreciendo a los clientes una de las gamas de vehículos industriales más completas y plenamente respetuosas con los exigentes criterios medioambientales actuales".

En la actualidad, y "dadas las características de nuestra gama de camiones de medio recorrido, la práctica totalidad de nuestras ventas son diésel; en 2021 se han entregado algunas unidades 100% eléctricas en 3,5 tn, 5,5 tn y 7,5 tn, y algunas más transformadas a GLP, pero son aún muy minoritarias en nuestro mix de producto". En cualquier caso, "es muy difícil hacer una previsión" sobre cuándo los eléctricos superarán al diésel en las ventas del segmento de camiones, porque "hay que tener en cuenta que no sólo es una cuestión del desarrollo de tecnología por parte de los fabricantes, sino que se precisa de un esfuerzo de comprensión por parte del legislador; por ejemplo, el segmento actual de las 3,5 tn ya tiene grandes dificultades para los clientes en las versiones diésel actuales por las restricciones de carga útil; la inclusión de baterías, aún muy pesadas y de excesivas dimensiones para los chasis carrozables, compromete seriamente su viabilidad y habrá que buscar soluciones que necesariamente deben implicar un trabajo conjunto de fabricantes, transportistas y, especialmente, Gobiernos".

Cero emisiones

En cualquier caso, López afirma que "la buena noticia es que los grandes fabricantes a nivel mundial, como Isuzu, estamos trabajando con el horizonte claro de ‘0 emisiones’ en 2050, haciendo grandes inversiones. En el caso del Transporte, creo que la clave está en las baterías y en las células de combustible, su peso y dimensiones y, sobre todo, la autonomía que sean capaces de ofrecer".
"Afortunadamente", a Isuzu "la pandemia respecto a los nuevos desarrollos le ha cogido con los deberes hechos; si por algo se caracterizan los fabricantes japoneses en general, e Isuzu en particular, es por su previsión y sus importantes inversiones en I+D; la producción es sin duda su punto fuerte. Como decía antes, Isuzu ya ha lanzado sus vehículos con las tecnologías Euro VI OBD-E y Euro 6 d, que entrarán en vigor en 2022. Además, acabamos de lanzar el nuevo D-Max, en N60, un producto que incluso a nosotros nos ha sorprendido por su enorme evolución, la inclusión de infinidad de sistemas de seguridad activa y pasiva y la incorporación de todo tipo de Sistemas de Ayuda a la Conducción (ADAS) desde el primer modelo de acceso a la gama, alcanzando así la categoría de 5* EuroNCAP".

Y si algo tiene claro López es que la digitalización "es el gran próximo paso. Con la creación de la Commercial Japan Partnership Technologies Corporation, además de la inversión en nuevas tecnologías no contaminantes, se busca acelerar en el desarrollo de tecnologías de conducción autónomas y plataformas electrónicas en el segmento del camión ligero para uso comercial. Con el progreso de la digitalización aumentan las expectativas de nuevos servicios que harán la vida de las personas más segura, protegida y fácil, gracias a la interconexión de los vehículos con los distintos tipos de información. Los vehículos comerciales contribuirán al desarrollo de la sociedad porque serán un instrumento perfecto para el desarrollo y difusión de las nuevas tecnologías, ya que recorren largas distancias y por largos periodos de tiempo para sostener la economía y la sociedad, y pueden ser fácilmente asociados con el desarrollo de infraestructuras. Para Isuzu, resolver este tipo de retos sociales es imprescindible pero no es tarea fácil, y por eso necesita tejer una buena red de socios en la que cada uno pueda aportar sus puntos fuertes y desarrollar la digitalización de los vehículos industriales ligeros que, en gran medida, son el sustento del transporte y de la sociedad. Sin duda, en poco tiempo veremos grandes cambios en términos de digitalización, cambios muy positivos para el transporte y, a la postre, para el consumidor".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios