Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

SUBVENCIÓN AUTONÓMICA

Castilla y León apuesta por reactivar la demanda de industriales con 10 millones de euros en ayudas

La Junta ha adelantado que ofrecerá préstamos a seis años, al 1,5% de interés, para la adquisición de vehículos

jueves 05 de febrero de 2009, 01:00h

La Junta de Castilla y León habilitará una partida inicial de 10 millones de euros, con posibilidad de incrementarse en función de la demanda, para favorecer la adquisición de vehículos industriales a través de préstamos a seis años, con uno de carencia, al 1,5%, un 0,75% inferior al euribor.

El vicepresidente económico de la Junta y consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, ha dado a conocer la iniciativa tras la reunión, el pasado martes, de la Mesa de la Automoción de Castilla y León, en la que se ha analizado el borrador del Plan de la Automoción elaborado por el Gobierno central.

El importe máximo del préstamo ascenderá, según ha informado Europa Press, al 80% del coste del vehículo -unos 80.000 euros por unidad como media- hasta un máximo de 600.000 euros en el caso de que se pretenda adquirir una flota de vehículos que tendrán que haber sido producidos en el ámbito de Castilla y León.

Villanueva ha asegurado que la Junta de Castilla y León ya ha hablado con las entidades financieras de la Comunidad Autónoma para convocar esta línea de ayudas, añadiendo que "todos los costes de la suscripción de estos préstamos serán asumidos por ADE Financiación, con garantías sobre el mismo a través de Iberaval. La Comunidad castellano-leonesa cuenta con dos plantas de producción: Iveco en Valladolid y Nissan en Ávila.


La nueva medida podría entrar en vigor la próxima semana, según palabras del Consejero. "Yo creo que tiene unas buenas condiciones financieras para la inversión en estos vehículos, va a disponer de la garantía de nuestra sociedad de garantía recíproca ante la entidad de crédito que otorgue este préstamo y lo vamos a gestionar de forma flexible y rápida en su formalización", puntualizó.

Objetivo: reactivar la demanda

Villanueva ha insistido en que la pretensión de la Junta con esta nueva medida es intentar reactivar la demanda de vehículos industriales para ayudar a las empresas a que tengan más pedidos de este tipo de productos ya que "el problema de las empresas no es tanto el próximo año y el siguiente sino cómo resolver el problema de este año, porque están totalmente paradas". En este sentido, ha abogado por hacer todo lo posible por reactivar la demanda de vehículos en España y por facilitar liquidez a las empresas ya que, a su juicio, "los proveedores también sufren el impacto de la recesión del mercado de forma inmediata, de ahí que tengamos a más de 25.000 profesionales de este sector en suspensión de sus relaciones laborales, situación que evidentemente no nos gusta y que sólo resuelve el problema de forma transitoria".