Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

Mercedes-Benz realiza las pruebas de conducción de sus vehículos 'unimog' a temperaturas de -30ºC

El fabricante alemán comprueba el funcionamiento de las mejoras introducidas en la gama

miércoles 27 de marzo de 2013, 01:00h

Mercedes-Benz prepara la adaptación a los estándares Euro 6 de su gama de vehículos 'off-road' con unas pruebas en el círculo polar. Entre las conclusiones que destaca el fabricante de las pruebas se encuentra el reducido nivel de consumo.

Mercedes-Benz realiza las pruebas de conducción de sus vehículos 'unimog' a temperaturas de -30ºC

Aunque los estándares Euro 6 no sean implementados hasta el 1 de enero de 2014, los fabricantes  ultiman los detalles para adaptar todos sus vehículos lo antes posible. Así, Mercedes-Benz introducirá el estándar en sus dos gamas 'Unimog' y el nuevo 'Econic low-level entrance' para otoño de este año. Estos vehículos incorporarán los motores Blutec 6 de la marca alemana.

Una buena parte de las innovaciones implementadas en estos vehículos han sido adaptadas de la experiencia en la fabricación de vehículos pesados, tales como la arquitectura electrónica, componentes del chásis o el sistema de tracción. Los vehículos se encuentran aún afrontando algunas de las pruebas previas a su entrada en el mercado. Las pruebas correspondientes a conducción en invierno han sido llevadas a cabo en Rovaniemi, la capital de la región finlandesa de Laponia. El tipo de usos a los que debe enfrentarse esta gama de vehículos obliga al fabricante a pruebas de conducción en condiciones extremas.

Entre los -30º y los 45º

En los últimos años, los ingenieros de Mercedes-Benz han realizado pruebas extremas a la gama de vehículos especiales con motores BlueEfficiency dentro del programa de pruebas en invierno. El fin de estas pruebas es optimizar las funciones del vehículo, su eficiencia, ergonomía y confort. Las pruebas incluyen la conducción por terrenos resbaladizos o cubiertos de nieve. Gracias a estas pruebas, los ingenieros de la compañía han logrado un sistema de arranque capaz de funcionar a 30 grados bajo cero.

En el otro extremo, los vehículos también son puestos a prueba en condiciones de calor extremo. Estas pruebas son realizadas entre julio y agosto en la zona central de la provincia andaluza de Granada. Los vehículos realizan ascensos a alturas de 2.500 metros a una temperatura que llega a alcanzar los 45 grados centígrados. "Mientras las pruebas de invierno en Finlandia prueban la capacidad de los vehículos para adaptarse al frío extremo, en España nos aseguramos de que el calor y diferentes altitudes no representan un problema. Esto asegura que nuestros clientes puedan confiar en nuestros vehículos para todos los usos y en todo momento ", explica Walter Eisele como conclusión de estas sofisticadas pruebas.