cabecera
    7 de diciembre de 2019

FlixBus proyecta los primeros autobuses de hidrógeno de larga distancia de Europa

FlixMobility planea probar autobuses de pila de combustible de hidrógeno en trayectos de larga distancia

Autobuses de pila de combustible de hidrógeno.
Ampliar
Autobuses de pila de combustible de hidrógeno.

El mayor operador europeo de transporte de larga distancia por carretera de Europa está invirtiendo en tecnología de combustibles alternativos. FlixMobility, empresa matriz de FlixBus, planea probar autobuses de pila de combustible de hidrógeno en trayectos de larga distancia, convirtiéndose así en la primera empresa del mundo en hacerlo. Para que este proyecto orientado a la sostenibilidad y la movilidad sin emisiones de CO2 cobre vida, la empresa está trabajando con los expertos en tecnología de Freudenberg Sealing Technologies, con sede en Alemania. Las negociaciones iniciales con los fabricantes para desarrollar los autobuses para este proyecto ya han comenzado.

Gracias a una flota moderna y de gran capacidad, los autobuses de larga distancia son uno de los medios de transporte más respetuosos con el medio ambiente

Gracias a una flota moderna y de gran capacidad, los autobuses de larga distancia son uno de los medios de transporte más respetuosos con el medio ambiente. Ahora, FlixMobility y el especialista en tecnología Freudenberg, quieren llevar la movilidad sostenible un paso más allá.

André Schwämmlein, fundador y CEO de FlixMobility comenta que “queremos participar en el diseño del futuro de la movilidad. La moderna flota de FlixBus ya es extremadamente respetuosa con el medio ambiente y viajar en autobús de larga distancia ahorra alrededor del 80% de las emisiones en comparación con un viaje en coche. Sin embargo, siempre estamos buscando formas para que los viajes sean aún más sostenibles. Después de lanzar con éxito tres autobuses totalmente eléctricos, ahora queremos desarrollar los primeros autobuses de larga distancia alimentados por pila de combustible, junto con la tecnología de Freudenberg, para marcar otro hito en la historia de la movilidad”.

Los primeros E-Buses de Francia y Alemania fueron producidos por BYD y Yutong de China para FlixBus. La tecnología de la pila de combustible es ahora la oportunidad para los productores europeos de autobuses de participar en el futuro de la movilidad sostenible. Se están llevando a cabo las primeras conversaciones con fabricantes de autobuses para el proyecto de FlixBus de pilas de combustible.

El mismo rendimiento sin las emisiones

Los vehículos propulsados por pilas de combustible deben una autonomía de al menos 500 kilómetros antes de reabastecerse de combustible. La recarga de combustible solo debería tardar un máximo de 20 minutos, ya que se está introduciendo hidrógeno en lugar de gasóleo. Las características de rendimiento de los autobuses impulsados por pilas de combustible, tales como potencia y aceleración, deben cumplir con los estándares actuales de autobuses de larga distancia.

Claus Möhlenkamp, CEO de Freudenberg Sealing Technologies afirma que “un sistema híbrido que combina adecuadamente la batería y las pilas de combustible es especialmente práctico para los vehículos pesados que cubren largas distancias, ya que los vehículos puramente eléctricos todavía no tienen la capacidad de cubrir largas distancias. En la primera fase del proyecto de pilas de combustible de FlixBus, una flota representativa de autobuses será equipada con la tecnología como prueba piloto. En el futuro, así es como queremos contribuir de forma significativa a la reducción de las emisiones de CO2 en el tráfico urbano. Lo que hacemos, junto con FlixMobility en las carreteras europeas, también será un paso adelante para otros sectores de la movilidad”.

Hidrógeno: cómo se utiliza el elemento más común del universo

El agua es una conexión química de los elementos hidrógeno y oxígeno. Cada molécula de agua consta de dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno. Aproximadamente el 71% de la superficie terrestre está cubierta de agua, con un volumen de 1.400 millones de km3. En una planta de electrólisis, la energía y el agua se combinan y la energía eléctrica se utiliza para dividir el hidrógeno y el oxígeno.

El hidrógeno en sí es volátil y normalmente no tiene ni olor ni color. Su molécula gaseosa consiste en dos átomos que se almacenan a alta presión, idealmente en tanques o botellas de gas cuidadosamente sellados. El hidrógeno se esfuerza por hacer una cosa: reincorporarse al oxígeno y convertirse en agua. La energía que se necesita para su división, es entonces liberada parcialmente por el hidrógeno. Este efecto puede ser utilizado dentro de una pila de combustible para producir y utilizar energía neutra para el clima.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

NEXOTRANS | Diario online de Información del Sector del Transporte

Grupo

NEXOTRANS.com es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto