cabecera
    8 de agosto de 2020

“Si no se le da financiación al Sector, van a cerrar muchas empresas”

Valdivia: “Este Sector realiza una labor transparente, no se nota, pero siempre está ahí y ahora ha sido evidente y clara su importancia”

Ramón Valdivia, director general de ASTIC.
Ampliar
Ramón Valdivia, director general de ASTIC.
NEXOTRANS habla con Ramón Valdivia, director general de la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (ASTIC), que actualiza la situación del Sector en estos momentos excepcionales.

En este sentido, Valdivia comienza señalando que los efectos negativos “ahora se está acelerando porque las industrias que necesitan transporte están cada vez mas paralizadas. Tanto en Italia como ahora en España y demás países va avanzando el confinamiento y el transporte lógicamente esta siempre sintonizado con la actividad económica y entonces baja”.

Bajo el punto de vista del director general de la Asociación, lo más relevante, lo más relevante del transporte por carretera en la crisis actual, sanitaria y económica consecuentemente, “es que se ha puesto de relieve la principal característica del transporte por carretera y es que es imprescindible. Si uno repasa todas las medidas que han tomado todos los países europeos en relación con la propagación de la epidemia, todas son restrictivas tanto en relación al movimiento de personas, bienes, circulación, de fronteras, entradas y salidas de extranjeros, salvo para el transporte de mercancías por carretera”.

Respecto a la carga, “es difícil imaginar los vaivenes que ha sufrido el volumen de mercancías transportadas desde el inicio de la crisis ahora como podría haber sido afectado y ejecutados por muchos medios de transporte que no fuera la carretera”. Y ha añadido que “cuando esto estaba arrancando hubo una fiebre consumista, la gente empezó a almacenar víveres y elementos de higiene, etcétera, en sus casas y hubo un momento en el que la demanda llegó al 140%, demanda que la carretera pudo suplir, no hubo desabastecimientos y esa flexibilidad, capacidad de reacción, esa inmediatez, esa eficacia, son propias de la carretera y así ha sido reconocido por todas las normas de todos los países que se están todavía hoy implementado. Se flexibilizó la regulación, se levantaron las restricciones a la circulación (típicas de casi todos los países) en aras de hacer mas flexible, de darle mas facilidad a la carretera”.

“Hemos tenido que afrontar la falta de sensibilidad que venimos arrastrando desde hace mucho tiempo y que nunca se ve, pero que ahora se ha puesto de relieve con toda su crudeza”

Recientemente, hace pocos días, la Comisión Europea emitió una guía para todos los Estados Miembros “en la que se insistió fundamentalmente en que se facilite el transito de los camiones de mercancías por las fronteras, que se implementen lo que llaman los “corredores verdes” o “los carriles verdes” para que las mercancías no tengan que esperar en los pasos fronterizos, que no se democratice el movimiento de los profesionales, etcétera. Todas son medidas que ponen de relieve cómo las autoridades son conscientes de la importancia de que el transporte de mercancías siga funcionando para el abastecimiento de la población y del tejido productivo que queda vivo, ya sea este más o menos amplio”.

Por otro lado, a pesar de ello, Valdivia ha señalado que “hemos tenido que afrontar, sobre todo de cara a nuestros conductores, la falta de sensibilidad que venimos arrastrando desde hace mucho tiempo y que nunca se ve, pero que ahora se ha puesto de relieve con toda su crudeza en los muelles de carga, de descarga, en los lugares donde tienen que hacer sus paradas, su comida, sus aseos, todo esto ha habido que implementarlo incluso a través del gobierno, a través de órganos ministeriales, porque ni los cargadores ni los muelles de descarga ni las estaciones de servicio han estado a la altura”. El director general de ASTIC manifiesta que “ahora la reacción tras la orden ministerial está siendo positiva y hay también que resaltar que ha habido reacciones positivas a favor de los conductores de camión. Lo han pasado muy mal, estando al pie del cañón cuando la gente decía “quédate en casa” y ellos evidentemente no podían hacerlo y sin embargo no han tenido el respaldo que deberían tener”.

Hoy en día, dos semanas después de que el Ministerio anunciara que iba a comprar millares de mascarillas para estos profesionales, “aún no sabemos ni dónde están ni cómo se van a distribuir. Es decir, los tenemos desprotegidos, las empresas que les dan trabajo no han sido capaces de encontrar protección por más que se han esforzado, y creemos desde ASTIC, y yo personalmente he insistido en ello, que en estos momentos es primordial proteger a los profesionales, en primer lugar los de la sanidad que están en primera línea, también los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y del Ejército y por supuesto a los conductores de camión, ya que sin ellos no se va a poder mantener el abastecimiento de la población y se puede dar lugar a situaciones de pánico e incluso de saqueo. Entonces es imprescindible protegerles tanto para que no sean contagiados como para que, en su caso, no contagien ya que se mueven por toda Europa”.

Hay que evitar también que tengan contacto con los elementos de carga y descarga y con las personas de otras empresas en los muelles, “por eso nos oponemos a que lo sigan realizando, debería prohibirse radicalmente, que sigan realizando los conductores de camión las operaciones de carga y descarga por protección de ellos y de sistema de distribución y también de las personas que entran en contacto con ellos”. En este sentido, “nosotros hemos emitido una guía de todas las recomendaciones de la Comisión Europea y entre las cuales se propugna el uso de los elementos electrónicos para evitar el intercambio de papeles y así el contacto de los conductores con la plantilla de las diferentes empresas”.

Cuándo llegará el material sanitario para los transportistas

Valdivia afirma que, debido a la falta de material de protección, “no hay riesgo de que los conductores dejen de trabajar voluntariamente. Los conductores están al pie del cañón, están dando lo mejor de sí y el riesgo que hay es que de verdad enfermen y tengamos una baja importante de ellos y no podamos responder. Pero ellos están cumpliendo con su trabajo y lo único que solicitan, evidentemente y que es lo mínimo que debe tener un profesional, es el respeto por su profesión, por lo que hacen, respeto por ellos como personas y que no se le pongan más trabas burocráticas o de cualquier otra índole. No sé qué puede estar haciendo una persona sentado sobre un camión con matrícula española recorriendo Italia si no es trabajar. Se están pidiendo documentos adicionales con firmas y sellos, lo cual no tiene sentido”.

Además, que cuando un conductor necesita un café, una ducha o una comida caliente lo encuentre todo cerrado, “no es muy de recibo”. Esto debería estar completamente garantizado “para que esta profesión se puede ejercer de forma normal y seguir garantizando suministro a la población en medicinas, alimentos y en componentes para la industria y los elementos del tejido productivo que siguen funcionando. Con todo esto, no solo se ha puesto de relieve la importancia del transporte a nivel nacional, sino también a nivel internacional. Los corredores de las fronteras para los camiones de mercancías son un ejemplo evidente de que todo puede ser más o menos dificultoso a la hora de protegernos, pero las mercancías deben seguir siendo garantizadas y su movimiento debe ser facilitado”.

En este sentido, concluye, “no tengo la menor idea de cuando llegarán las mascarillas, ese material sanitario, supongo que desde el Ministerio están haciendo el máximo esfuerzo que sean capaces de organizar, pero en este momento no disponemos de ninguna información fiable que diga que fatal un día, tres días o una semana para recibir el material”.

Conflictos en fronteras

Por otro lado, el director general de ASTIC, explica que “ya ha habido problemas múltiples y continuos. Es un sistema que en ASTIC llevamos a través de un chat que hemos creado para las asociaciones pertenecientes a IRU y estamos intercambiando información en tiempo real constantemente. El martes pasado, por ejemplo, había retenciones de cinco kilómetros en la frontera entre Bélgica y Holanda por controles policiales holandeses. Sobretodo hay problemas constantemente en las fronteras de los países del Este, que fueron los primeros en tomar medidas, desde la República Checa hasta Bulgaria, probablemente porque tengan sistemas de salud menos desarrollados que los países occidentales y haya más miedo al contagio. En Croacia, Eslovenia, República Checa, Rumanía, Bulgaria, Hungría, etcétera, es donde se producen problemas frecuentes de fronteras”. Y ha señalado que, el conflicto más reciente, “se produjo en la frontera turca, ya que el país ha prohibido el paso a Oriente de conductores y personas en general, mientras que el paso de transportistas turcos al resto de Europa está garantizado. Esto provoca colapsos grandes entre la frontera de Bulgaria y Turquía. Este problema de colas y atascos se ha paliado sobre todo en los países occidentales, aunque con excepciones, como la retención que hubo hace pocos días en el País Vasco con la frontera con Francia”.

Concretamente, “las recomendaciones de la Comisión Europea no dejan de ser eso, unas líneas guía aconsejando a los Estados Miembros implantar una serie de medidas desburocratizadoras del transporte que faciliten el movimiento de mercancías por carretera, pero no tiene poder de implantarlas, por lo que deben hacerlo los propios Estados”. A nivel nacional, el Real Decreto que establece el Estado de Alarma español implantado el 14 de marzo, “sólo dedica unas tres líneas al transporte de mercancías por carretera, pero realmente no hace falta más, ya que establece el Sector como esencial para seguir abasteciendo a la población para cubrir sus necesidades vitales. Este Sector realiza una labor transparente, no se nota, pero siempre está ahí y ahora ha sido evidente y clara su importancia. Además, resulta difícil imaginar que otro modo de transporte hubiera tenido esa flexibilidad a lo largo y ancho de la superficie española y europea”.

En cuanto a los efectos de la crisis sanitaria en el aspecto económico del Sector, afirma que “suponen un tema delicado” que involucra a todo el tejido productivo. “Todos los sectores creen y están convencidos que es mucho mas rentable el dinero invertido en mantener vivas las empresas que no en volver a recuperar lo que se haya perdido. Todos los sectores queremos que las empresas se mantengan vivas el periodo que dure esto, que yo lamentablemente no lo sé y no creo que nadie pueda saberlo”.

El día “más uno”

Valdivia hace hincapié, sobre todo, al “día más uno”, es decir, el día que se acabe la crisis sanitaria, en el que para empezar la recuperación “será imprescindible que esté vivo el tejido del transporte por carretera, ya estamos viendo ahora que es imprescindible que siga funcionando. Pues, cuando se conecte la demanda que existirá cuando la sociedad vuelva a arrancar al 100%, deberá estar conectada con la producción, si no estamos vivos ahí, si no estamos funcionales con vehículos y empleados dispuestos para hacer ese trabajo, la recuperación no va a tener lugar o va a ser muchísimo más lenta”.

Por lo tanto, entre todos los sectores es primordial que hagan la recuperación efectiva desde el primer día. “Cerrar una empresa de transporte se hace en un día, pero volverla a abrir no es tan fácil, ya que no es un oficio que se aprenda en un momento ni que se ponga en marcha rápidamente, se necesitan profesionales, medios técnicos, almacenes, y una capacidad de conexión o funcionamiento que las empresas de transporte tienen y que no se crea de la noche a la mañana, por tanto tenemos que estar vivos y sería muy importante darle a estas empresas la liquidez necesaria para que puedan resistir este bache y estar perfectamente en línea de combate cuando se acabe la crisis y empiece de nuevo la vida normal”.

Si esto sigue mucho tiempo paralizado, “las empresas de transporte no tienen márgenes amplios, como todo el mundo sabe, son márgenes pequeños, vive en un cashflow muy tenso, por lo que si no se le da una financiación ya, este mes, en torno al 15% de su facturación anual en créditos blandos, van a cerrar muchas de ellas o al menos van a tener dificultades en mantener su plantilla y su actividad y, por lo tanto, sufriremos más para podernos reactivar. En nuestra opinión es vital que, dure lo que dure esto, se mantenga un testigo de conexión como es el transporte por carretera, vivo y dispuesto a funcionar”.

El director general de la Asociación concluye señalando que “las empresas que conforman ASTIC tienen de media 35 años de antigüedad en el Sector, tienen un knowhow y un conocimiento, que si se pierde luego no se recupera tan fácil, por tanto, es mucho más rentable un euro invertido en mantener las empresas hoy que no diez euros en recuperarlas o resucitarlas en una semana”.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

NEXOTRANS | Diario online de Información del Sector del Transporte

Grupo

NEXOTRANS.com es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto