Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

LAS NEGOCIACIONES, PARA EL PRÓXIMO SEMESTRE

Se aplaza la decisión sobre la ‘euroviñeta’ al no alcanzarse ayer un acuerdo entre los 27

Un grupo de estados considera que en el contexto actual lo último que necesita el Sector es una carga adicional

martes 31 de marzo de 2009, 01:00h

El único acuerdo que hubo entre los ministros de transporte de la Unión Europea durante el debate realizado ayer en Bruselas sobre la modificación de la tasa medioambiental específica para camiones -directiva europea ‘euroviñeta’- es que necesitan más tiempo para tomar una decisión al respecto.

La propuesta de la Comisión Europea, respaldada por el Parlamento Europeo, pretendía añadir a la ‘euroviñeta’ una tasa adicional a la que ya pagan los vehículos de más de 3,5 toneladas en concepto de construcción y mantenimiento de las carreteras, para incluir los costes externos causados por el Sector en materia de contaminación atmosférica y sonora y congestión.

Según informaciones publicadas por EFE, las delegaciones nacionales defendieron argumentos muy distintos, pero las dos principales causas de oposición a la ampliación de la directiva fueron la crisis y la injusticia que supondría gravar sólo a los camiones por la congestión cuando no son los únicos responsables. Ya con anterioridad a la celebración del debate, la ministra española de Fomento, Magdalena Álvarez, había dejado muy claro que España "estaba "en contra de una nueva ampliación" de la directiva, postura que se iba a "seguir defendiendo con todos los argumentos".

Criterios

Si bien hay acuerdo entre los países de la UE con el principio medioambiental de "quien contamina paga", un grupo de estados considera que en el contexto de crisis actual lo último que necesita el Sector es tener que hacer frente una carga adicional. Por ello, han defendido el aplazar la decisión, al menos hasta ver cómo evoluciona la crisis y resolver problemas de aplicación de la tasa, como por ejemplo las diferencias entre países centroeuropeos y periféricos. Este punto es una de las reclamaciones en las que insisten estados como España, Portugal, Grecia, Rumanía e Irlanda, que quieren que se tenga en cuenta la localización geográfica ya que de lo contrario resultan claramente perjudicados.

Por otra parte, de los tres criterios que determinarían la tasa, ruido, contaminación y congestión, es éste último el que plantea mayores problemas, entre otras cosas, por su difícil medición.

Varios países (España, Portugal, Dinamarca, Suecia y Bulgaria, entre otros) insisten en que no sería equitativo exigir una cuota al transporte comercial -causante del 20% de la congestión total- y excluir del ámbito de la medida a los vehículos particulares. Al contrario, Alemania es uno de los que más fuertemente se opone a incluir a los turismos.

La Presidencia checa de turno, en vista de las notables diferencias entre países, optó por cerrar el debate y dejar las negociaciones para el próximo semestre.