Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

NOVEDAD

Nuevo PROACE, la propuesta de Toyota para vehículos comerciales ligeros

Una gama más amplia para cubrir todas las necesidades de los propietarios de vehículos comerciales ligeros

martes 05 de abril de 2016, 07:00h
Nuevo PROACE, la propuesta de Toyota para vehículos comerciales ligeros
Ampliar
En el próximo Salón del Vehículo Comercial de Birmingham 2016, que se celebrará del 26 al 28 de abril, se estrenará a escala mundial el Toyota PROACE, la propuesta de Toyota para el segmento de los vehículos comerciales ligeros. Con una previsión de ventas de 2,2 millones de unidades en 2016, el mercado de vehículos comerciales ligeros ha experimentado una importante recuperación en los últimos años, con un incremento superior al 12% en 2015. Ahora, la nueva gama PROACE VAN ofrece a los clientes una selección mucho más amplia de vehículos.

Disponible en dos acabados con tres opciones de carrocería y dos de batalla, la nueva gama PROACE VAN incrementa la cobertura global de Toyota en el mercado europeo de vehículos comerciales ligeros.

PROACE VAN Compact, con 4,6 m de largo y 2,9 m de batalla, es el vehículo más corto de la categoría MDV, creando un nuevo estándar en el segmento. Gracias a su ingenioso diseño, ofrece la superficie de una furgoneta derivada de turismo, Car Derived Van (CDV), larga con la capacidad de carga de una MDV. Cuenta con una cabina delantera con tres asientos y un compartimento de carga de 2,1 m de largo por 1,6 m de ancho, lo que supone un volumen total de carga de 4,6 m.

Una propuesta nueva y única en el segmento. PROACE VAN Compact se puede convertir en una versión combi de hasta nueve plazas, una variante de vehículo de transporte de personas y otra de cabina con plataforma, disponibles a partir del primer trimestre de 2017. Con ello, el nuevo PROACE abarcará el 100% del mercado MDV.

Habrá disponibles cinco motores distintos, con una potencia de 95 a 180 CV DIN. En combinación con una transmisión manual o automática, apunta a las emisiones de CO2 más bajas del segmento MDV, en otros mercados hay una versión con caja manual robotizada.

Toda la gama incluye puertas laterales correderas eléctricas a ambos lado

En exclusivo nivel de especificaciones de toda la gama incluye puertas laterales correderas eléctricas a ambos lados, transmisiones automáticas, tres asientos delanteros incluso en el PROACE Compact y un nuevo sistema de carga inteligente que combina una trampilla en el panel separador con unos asientos delanteros de base plegable para incrementar la longitud del área de carga en 1,16 m y la capacidad total de carga en 0,5 m3 .

Los niveles de seguridad están a la par del elevado estándar que se espera de cualquier vehículo Toyota, y las versiones para pasajeros han obtenido recientemente cinco estrellas en el programa de pruebas de colisión Euro NCAP. El sistema Toyota Safety Sense de tecnologías de seguridad avanzadas también está disponible en toda la gama PROACE VAN.

Como sucede con cualquier vehículo Toyota, la nueva gama PROACE VAN quedará cubierto por la extensa garantía de tres años o 100.000 km.

Diseño y estructura

Equipado con un nuevo sistema de carga inteligente Smart Cargo, que combina una trampilla en el panel separador con una base plegable del asiento del pasajero delantero para ampliar la longitud de carga en 116 cm, la longitud máxima de carga aumenta hasta los 3,3 m, y el volumen total de carga resultante es el mayor de la categoría, con 5,1 m.

Disponible en todas las variantes de PROACE VAN, el sistema Smart Cargo incorpora asimismo un espacio de almacenamiento bajo la banqueta de los asientos de los acompañantes, plaza central y plaza derecha, y una configuración de mesa plegable integrada en el respaldo rebajado del asiento central, que incluye una bandeja giratoria para colocar objetos como carpetas, porta documentos o un ordenador portátil.

Las puertas correderas laterales de las versiones L1 (Media) y L2 (Larga), que opcionalmente pueden ser eléctricas, son lo bastante amplias como para poder cargar un europalet.

Equipadas de serie con unas puertas traseras paneladas de doble hoja 50:50, las furgonetas pueden montar como opción tres configuraciones alternativas, puerta trasera de doble hoja 50:50 con ventanas calefactadas y con limpiaparabrisas, bisagras de 250° en la versión Larga, para poder abrir las puertas hasta tocar con los lados del vehículo. Esto puede resultar útil para la carga desde plataformas o para evitar invadir la calzada o la acera y un portón trasero con ventana calefactada y limpiaparabrisas.

Estructura de acabados y accesorios

La nueva gama PROACE VAN está disponible en tres acabados: Furgón Business y Furgón Comfort como furgón y Combi Business como vehículo de pasajeros. Todos ellos complementan la gama del modelo PROACE VERSO, presentada en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2016.

PROACE también puede ir equipado con dos posibles packs de seguridad activa Toyota Safety Sense

PROACE también puede ir equipado con dos posibles packs de seguridad activa Toyota Safety Sense. Un pack incluye Avisador de Cambio Involuntario de Carril, Reconocimiento de Señales de Tráfico, Alerta de Atención del Conductor y Control Inteligente de Luces de Carretera. El otro incorpora además Sistema de Seguridad Precolisión, Control de Crucero Adaptativo, sistema de Frenado Autónomo de emergencia con Detección de Peatones y Luces de Giro.

Motorizaciones

El nuevo PROACE VAN está disponible con cinco motorizaciones distintas, con unidades diésel de 1.6 y 2.0 litros que se ofrecen con diversas potencias y transmisiones. Gracias al sistema Stop & Start de Toyota, toda la gama presenta unas emisiones de CO2 menores que los modelos anteriores y ahora apunta a las emisiones de CO2 más bajas del segmento MDV.

Todos los motores cumplen la norma Euro 6 y están equipados con reducción catalítica selectiva para reducir la cantidad de NOx liberado a la atmósfera. Un depósito de 22,5 litros de AdBlue garantiza el funcionamiento óptimo del sistema durante 15.000 km. El depósito se puede rellenar fácilmente mediante una toma de repostaje en el pilar B, a la que se accede abriendo una tapa con la puerta del conductor abierta.

El intervalo de mantenimiento estándar, de 40.000 km o un año, contribuye a rebajar el coste de mantenimiento.