Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com

ESTUDIO DE LA UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Los pros y contras de la implantación de las 44 toneladas en España

El cambio tendría que realizarse tras un acuerdo entre todas las partes y con otras medidas previas

viernes 25 de septiembre de 2020, 07:00h
Los pros y contras de la implantación de las 44 toneladas en España
La implantación de las 44 toneladas en España requiere de un debate abierto y transparente entre todas las partes y que finalmente se llegue a un consenso. El estudio realizado por la Escuela de Ingeniería de Guipúzcoa (Universidad del País Vasco) deja de manifiesto pros y contras de la modificación de la MMA y que es necesario también otras medidas previas.

Las profesoras Sara Cabezudo y Miriam Peñalba, responsables del estudio, presentaron las repercusiones directas e indirectas que tendría un aumento de la capacidad de carga de los vehículos a 44 toneladas. En el acto, además de representantes de transportistas y cargadores, estuvieron presentes la eurodiputada del Parlamento Europeo, Izaskun Bilbao; el director de la Escuela de Ingeniería de Guipúzcoa, Xabier Ostolaza; y el presidente del Patronato de la Fundación Guitrans (una de las entidades promotoras del estudio), Ignacio Cepeda.

Una de las conclusiones del estudio, según se resaltó, es que no se puede abordar una modificación así sin otras medidas previas, si se quiere preservar un Sector esencial de la economía como es el del transporte. Además, el consenso del Sector tiene que ser obligatorio por el bien del propio Sector y para beneficio de todas las partes.

Las empresas más grandes podrían adaptarse a la nueva situación pero las pequeñas tendrían que soportar un aumento de costes

El cambio de la MMA a 44 toneladas supondría aproximadamente un 15% más de capacidad de carga. Para ello, el estudio plantea dos escenarios. En el primero, el óptimo, las empresas de transporte aumentarían su negocio consiguiendo operaciones a carga completa; mientras que en el segundo, se mantendría un mercado como el actual, por lo que algunas operaciones dejarían de ser necesarias, en concreto, harían falta un 13,8% menos de flota y de viajes. En general, las empresas más grandes podrían adaptarse a la nueva situación disminuyendo su flota pero las pequeñas tendrían que mantenerla con el consiguiente aumento de costes por tonelada transportada.

Además, según se dejó claro en la presentación, el cambio en la MMA podría provocar un reparto desequilibrado de beneficios entre cargadores y transportistas. Por ello, una medida de este tipo debería abordarse en un momento con expectativas de crecimiento económico estable. Esta circunstancia se tuvo en cuenta en la implantación de las 44 toneladas en Francia que se retrasó hasta el año 2013, cuando el estudio acerca de sus repercusiones databa de 2009.

Otras repercusiones

En cuanto al impacto sobre las carreteras, según explicaron las profesoras Cabezudo y Peñalba, al aumentar la MMA en los vehículos articulados actuales se aumenta la agresividad y, por lo tanto, el deterioro del firme (entre un 42 y un 59% superior dependiendo del firme), que se puede ver agravada cuando se trata de operaciones de recogida y distribución parciales, en las que se suelen sobrecargar algunos ejes en determinados tramos. Ello exige un mayor coste de conservación de las infraestructuras que habrá que determinar quién lo asume.

En cuanto al impacto sobre el medio ambiente, si bien es cierto que la introducción de esta medida al reducir el número de viajes consigue una disminución global de las emisiones en torno al 3,7%, sin embargo, podría desincentivar la renovación de la flota hacia vehículos propulsados con combustibles alternativos, que conlleva una disminución en emisiones de CO2 un 10% menor, así como el desvío de mercancías hacia otros medios.

Por último, en cuanto a su repercusión en la seguridad vial, existen diversos estudios sobre una posible implantación de la medida en España que llegan a conclusiones contradictorias, señalando algunos una disminución en el hipotético número de fallecidos mientras que otros prevén su aumento. En los países que ya han implantado esta medida, no se han realizado estudios específicos sobre la repercusión de las 44 toneladas en el número de accidentes, pero las estadísticas de fallecidos publicadas sugieren que la medida no ha contribuido a hacer más segura la circulación por carretera.