Click to Open Login Modal
www.nexotrans.com
El presente y el futuro de Mercedes-Benz Vans pasa por la electrificación

El presente y el futuro de Mercedes-Benz Vans pasa por la electrificación

Ya tiene cuatro modelos eléctricos, a los que se sumará el de la gama Citán en 2022

miércoles 12 de mayo de 2021, 07:00h

La propulsión eléctrica es y será el camino hacia las cero emisiones en la distribución urbana. Así al menos lo considera Mercedes-Benz Vans, que desde el año 2019 está electrificando su gama de furgonetas.

Ayer en Madrid celebró una presentación tanto de la oferta actual como de las transformaciones disponibles. La clave, según Andrés Orejón, director general de la compañía para España, es “escuchar a los clientes, preguntarles qué utilidad esperan de estos vehículos, qué ventajas esperan obtener y cuál será la rentabilidad para sus negocios. Porque estamos hablando de un cambio tecnológico, que no es sencillo”.

En la actualidad, Mercedes-Benz Vans cuenta con cuatro furgonetas 100% eléctricas: la eVito furgón, la eSprinter y la eVito Tourer y el EQV, a las que en 2022 se sumará la versión eléctrica de la nueva Citán (aunque primero llegarán las versiones térmicas). Este proceso, que se está llevando a cabo de la mano de los carroceros incluidos en el programa Van Partner (unos 60), pretende “adaptar el vehículo que nos llega de fábrica a lo que demanda el cliente nacional”, con la vista puesta en el año 2040, en el que Mercedes-Benz pretende que todos sus vehículos sean de cero emisiones. Sin olvidar que “muchos de nuestros actuales eléctricos se producen en España, un dato muy importante”, según Orejón.

Entre las ventajas que proponen los vehículos eléctricos en la actualidad, Orejón destaca que “los costes totales de operación equiparan el mayor precio de adquisición con un reducido consumo y mantenimiento, además de los beneficios que pueden suponer a la hora de acceder a concursos públicos”.


Cuatro años de mantenimiento y ocho de batería


Para el director general, “situamos al cliente en el centro de la ecuación, rodeado por el producto, la financiación, el carrozado, las soluciones de carga, la conectividad y la movilidad”. En este sentido, la marca propone novedades en cuanto a la financiación (con el mantenimiento incluido los primeros cuatro años o con un valor residual garantizado, “una verdadera apuesta de la marca para hacer que la financiación sea más competitiva”), la conectividad (con actualización de mapas en remoto y múltiples operaciones accesibles desde el móvil) o soluciones de movilidad ‘tarifa plana’, con flexibilidad de un vehículo de sustitución térmico cuando sea necesario para otro tipo de utilizaciones, como las vacacionales en caso de particulares. A todo ello se suma el certificado de garantía de ocho años o kilometraje (según versiones, con reparación o sustitución en caso de necesidad) y las ayudas del Plan Moves III, a las que todos los modelos eléctricos de la marca tienen acceso.



‘Situamos al cliente en el centro de la ecuación, rodeado por el producto, la financiación, el carrozado, las soluciones de carga, la conectividad y la movilidad’


La autonomía de los vehículos “ya es suficiente. Ahora tenemos que mejorar en cuanto a las infraestructuras de recarga. Por eso, el acuerdo inicial que alcanzamos con Iberdrola para particulares se ha ampliado a los industriales, con estaciones de carga rápida o simultánea para varias unidades. Realizamos un estudio de las instalaciones, de las necesidades, la puesta en marcha y la asesoría necesaria”, apunta Orejón, añadiendo que “también podemos monitorizar la carga de cada batería, priorizando el orden de las recargas en las bases para reducir los consumos y optimizar la disponibilidad de la flota”.

A esto se suman los nuevos navegadores predictivos, disponibles en las gamas EQV y la nueva eVito Long Range, que reconocen la orografía, ajustan las rutas y precisan la autonomía necesaria para cada trabajo.

Carlos Nieto, responsable de Marketing de Producto, detalló las características técnicas de los siete vehículos expuestos en la presentación, empezando por la eSprinter furgón, con capacidad de 11 m3 y una tonelada de carga útil, autonomías de hasta 168 km y una opción de carga rápida en 25 minutos (hasta ocho horas en carga normal). Estuvo acompañada por una transformación en ambulancia.

También tuvimos oportunidad de ver la eVito furgón (con 6,6 m3 y una tonelada de carga útil) y la eVito Tourer (hasta 9 plazas). En el primero de los casos, alcanza una autonomía de 150 km, aunque se presentó una nueva variante, Long Range, que amplía el rango hasta 482 km en ámbito urbano y 357 en ciclo WLTP, manteniendo una MMA de 3,5 toneladas y alcanzando una velocidad máxima de 160 km/h. Además, al lado de estos modelos se aparcó otro acabado como furgón fúnebre y una versión refrigerada.

La nueva EQV completó la presentación, en opción VTC con ocho plazas o para PMR, con siete.

Orejón concluyó vaticinando que en cinco años, entre el 15 y el 20% de sus ventas serán eléctricas, “aunque es algo que no depende solo de nosotros”, sino del desarrollo de las infraestructuras de recarga y de la normativa, y apuntando que “la amortización del precio de la versión eléctrica está muy por debajo de los ocho años”, cuando el parque actual de vehículos comerciales se sitúa en 13 años de edad media.