cabecera
    7 de abril de 2020
El Centro Nacional del Hidrógeno, sito en Puertollano, Ciudad Real.
El Centro Nacional del Hidrógeno, sito en Puertollano, Ciudad Real.

Hidrógeno, un combustible limpio para el futuro de la logística

En el Centro Nacional del Hidrógeno se encargan de realizar investigación, experimentación y validación de prototipos y equipos

El hidrógeno es una de las fuentes de energía del futuro: mucho más limpia y a la vez potente que las tradicionales, y, además, común, ya que es el elemento más abundante del universo. Para el proceso de producción se pueden usar recursos tan variados como la biomasa, el agua, o los microorganismos, entre otros.

El almacenamiento, transporte y distribución del hidrógeno no presentan dificultades técnicas, además no emite gases de efecto invernadero, ni partículas ni ruido

En España existe el Centro Nacional del Hidrógeno, un Organismo Público de Investigación (OPI) creado a través de un Consorcio entre el Ministerio de Economía y Competitividad y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, al 50 % cada uno, ubicado en Puertollano, Ciudad Real. Su función es el desarrollo de todo tipo de tecnologías relacionadas con el hidrógeno y las pilas de combustible (laboratorios, bancos de ensayo, puestos de experimentación, pilas, sistemas de almacenamiento, ingeniería, seguridad, normativa…).

En el Centro Nacional del Hidrógeno se encargan de realizar investigación, experimentación y validación de prototipos y equipos, desarrollar y escalar procesos, homologar, certificar y verificar componentes y sistemas, impulsar las tecnologías de hidrógeno y pilas de combustible a nivel nacional e internacional, facilitar el acceso de personal investigador y empresas a sus equipos e infraestructuras, ser nexo de unión entre los diferentes centros de investigación y las empresas en el ámbito del hidrógeno y las pilas de combustible y promover e impulsar el uso de las tecnologías mediante la realización de estudios de percepción social, formación y difusión del uso sus aplicaciones.

El pionero centro de Puertollano desarrolla su actividad sobre la base de ejecución de proyectos de I+D+i, que pueden ser: bajo contrato (financiados por empresas u entidades privadas), financiados públicamente (acogidos a convocatorias públicas internacionales, nacionales o regionales en los que participa a título individual o en colaboración con empresa y centros de investigación) o estratégicos (internos financiados por el propio centro). También presta servicios a terceros (empresas e investigadores) de diferentes tipos: consultoría, caracterización y análisis, diseño y construcción de bancos de ensayo, estudios de seguridad y normativa, etc….

Respecto al hidrógeno, su almacenamiento, transporte y distribución no presentan dificultades técnicas, por lo que, unido a que su uso final es limpio, lo convierte en una fuente de energía altamente recomendable para muchos sectores, entre ellos, la logística. El sector de la logística aprovecha los avances en las investigaciones con el hidrógeno para implantarlo en sus sedes, y es que no emite gases de efecto invernadero, ni partículas ni ruido.

Algunas empresas que ya disfrutan de sus beneficios son la sueca Ikea y la alemana BMW. La primera lo utiliza, por ejemplo, en su plataforma logística francesa y la segunda en su factoría de Spartanburg, en Carolina del Sur, donde algunas de sus máquinas se alimentan de hidrógeno, como las carretillas elevadoras. Y es que el uso de maquinaria alimentada por hidrógeno tiene muchas ventajas, como el incremento de la productividad. Utilizando estas carretillas se logra la recarga en sólo dos minutos, mientras que cambiar una batería son más de 10 minutos. BMW ha logrado así recuperar 156 horas que antes perdía y ahorrar 65 millones de dólares.

Otro punto a favor importante es la potencia, constante y fiable. Utilizando carretillas alimentadas por él, se dispone de energía de forma continua todo el turno, sin caída como sucede en las baterías a medida que se descargan. Asimismo, funciona bien en instalaciones frigoríficas incluso bajo cero. En cuanto al coste, supone un ahorro. Al prescindir de la electricidad para recargar las carretillas elevadoras, se puede ahorrar entre 75.555 y 225.000 dólares al año.

Ahorro de espacio

El uso de hidrógeno también supone un ahorro de espacio, ya que su infraestructura de recarga no ocupa mucho espacio y se pueden recuperar unos 450 m2. Respecto al medio ambiente, supone una disminución de la huella de carbono, ya que sus pilas de combustible sólo emiten vapor de agua y si además el hidrógeno proviene de energías renovables, toda la movilidad tendrá emisiones de gases de efecto invernadero nulo.

En conclusión, el uso del hidrógeno en logística no solo es factible, sino recomendable por sus ventajas de potencia, productividad, ahorro de dinero y espacio y cuidado del medio ambiente.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

NEXOTRANS | Diario online de Información del Sector del Transporte

Grupo

NEXOTRANS.com es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto