cabecera
    2 de marzo de 2021

El Sector entre dos regulaciones contradictorias

El transporte de mercancías está entre el contrato de transporte y la seguridad vial

En el momento de la inspección visual de la AT-GC, se han de desestibar las cajas para comprobar la seguridad.
Ampliar
En el momento de la inspección visual de la AT-GC, se han de desestibar las cajas para comprobar la seguridad.

La Asociación Española de Empresarios de Transporte Bajo Temperatura Dirigida (Atfrie) ante la entrada en vigor del Real Decreto 563/2017 regulador de las inspecciones técnicas en carretera de vehículos comerciales que circulen por territorio español, ha querido mostrar su disconformidad con esta regulación.

El citado Real Decreto de la DGT ha impuesto que los empresarios de transporte y sus conductores profesionales desde el pasado 20 de mayo tienen que demostrar a los agentes de control en carretera que la carga que transportan está en perfectas condiciones de amarre, garantizándose seguridad vial durante la fase de transporte efectivo.

La situación creada es un conflicto entre la normativa de transporte y la creada en sentido contrario por quienes deben vigilar la seguridad vial

La situación creada es un conflicto entre la normativa de transporte y la creada en sentido contrario por quienes deben vigilar la seguridad vial. Todo ello sin entrometerse en quebrar las relaciones comerciales de transporte que, para ello, el Ministerio de Fomento es el competente y ha regulado conforme a la Ley de Contrato de Transporte Terrestre, tras las aportaciones del Sector a través del Comité Nacional del Transporte por Carretera.

Salvo los casos de carga fraccionada, mudanzas y portavehículos, las operaciones de carga las realiza el cargador, no el transportista; y las de descarga el destinatario, no el transportista. La Ley de Contrato da la opción a que sea responsabilidad del transportista, bajo la cláusula del ‘pacto en contrario’.

Problemas del transporte frigoríficos

En el sector del transporte frigorífico, en el momento de la inspección visual de la AT-GC, la apertura de las puertas deriva, en primera vista, una pila de palets y de cajas. Para observar la correcta estiba de estas y de las que le siguen hasta el inicio del semirremolque, habría que desestibar unas tras otras, ya que las distancias entre las mismas son de centímetros. Se pierde el fluido frigorígeno y la mercancía pierde calidad y salubridad. Esto en inspección visual; pero si decide la AT-GC trasladar el vehículo a la ITV más cercana o instalaciones técnicas más cercanas a realizar una comprobación más a fondo o si le inmovilizan, nadie asume los tiempos de espera o la paralización.

Por todo ello, las dos recomendaciones expresas a los conductores profesionales de las empresas de transporte frigorífico son que tengan a mano básculas móviles para controlar el peso de la mercancía que les estiban. Muchas veces llevan más carga que la permitida, sin ellos saberlo y aceptarlo.

También que dejen constancia en la carta de porte, CMR o documento de control, de los realmente ejecutores de la carga y de la descarga, a efectos probatorios que no estuvieron ni presentes ni ejecutando tales labores. El transporte efectivo, en esos casos, solo se responsabiliza de la seguridad vial en la conducción y de cumplir normativas de transporte sobre tiempos de conducción y descanso.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

NEXOTRANS | Diario online de Información del Sector del Transporte

Grupo

NEXOTRANS.com es un Diario online del Grupo NEXO
© Copyright Grupo NEXO | ® Todos los Derechos Reservados
Contacto